Así trabajan los rastreadores militares

Un teniente de la UME cuenta cómo se preparan para ayudar a las comunidades; el reto, «ganarse la confianza del infectado»

Eloi Conde es teniente enfermero y ahora realiza la función de rastreador
Eloi Conde es teniente enfermero y ahora realiza la función de rastreador

Pontevedra / La Voz

Hace una semana, el presidente del Gobierno anunció que dos mil militares se pondrían a disposición de las comunidades que así lo solicitasen para hacer de rastreadores del covid-19, es decir, para ayudar a parar los contagios cuando se detecta un positivo por coronavirus. Galicia fue una de las regiones que se interesó ya por esos rastreadores. ¿Quiénes son esos dos mil hombres y mujeres del Ejército que inspeccionarán contactos, cómo se preparan y cómo actúan? Pueden contarlo tanto desde el Ejército de Tierra como desde el de Aire, la Armada o la UME (Unidad Militar de Emergencias), ya que los equipos que se preparan para rastrear son multidisciplinares y los integran miembros de cualquiera de estas ramas de las Fuerzas Armadas. Toman finalmente la palabra desde Torrejón de Ardoz, base de la UME, desde donde habla el teniente enfermero Eloi Conde. No le hacen falta demasiadas palabras para sintetizar cuál es la principal meta de un rastreador como él: «Hay que ganarse la confianza del infectado. No pueden pensar que están hablando con un teniente o con otro mando del Ejército. Tienen que saber que somos eso, pero también alguien cercano a ellos en quien pueden confiar».

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

Así trabajan los rastreadores militares