Sanidad cree que Madrid debería tomar medidas drásticas si sigue empeorando

España sumó el fin de semana más de 19.000 nuevos casos. Simón está convencido de que se puede volver al colegio con medidas de seguridad suficientes para que no suponga un riesgo poblacional

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón

La Comunidad de Madrid sumó este fin de semana pasado a sus más de cien mil casos de coronavirus confirmados desde el inicio de la pandemia (solo ella y Cataluña sobrepasan esta barrera) casi seis mil contagios más. Son el triple de los que en estos momentos se diagnostican en España entera en un solo día, que este lunes fueron 2.060 nuevos, a pesar de que desde el viernes el total acumulado pegó un importante estirón: 19.382 contagios más. «Muchos son de días previos», aclaró en rueda de prensa Fernando Simón, director del Centro de Emergencias Sanitarias. Se trata de notificaciones que llegan con retraso y se actualizan tarde y de golpe, pero infecciones, de cualquier manera, que, si no se acumularon en tres días, fueron apareciendo previamente pasando completamente desapercibidas en los datos diarios.

Este depósito de positivos del fin de semana que los lunes dispara el cómputo total, ya en 405.436 casos, supone una media de más de 6.000 contagios diarios en España, cuando hace una semana eran 5.000. Y a pesar de que Aragón sigue siendo la comunidad con la mayor incidencia acumulada (440,62 positivos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días), el País Vasco y Madrid se llevan en estos momentos la peor parte. El primero encabezó este lunes el ránking de positivos diarios, con 413. La comunidad madrileña, que anotó 409 en las últimas 24 horas, va sin embargo de mal en peor. Su evolución es preocupante: su incidencia acumulada en las últimas dos semanas asciende ya a 366, pero es que en los últimos siete días se ha disparado por encima de 200, la más alta de toda España en una semana. La media quincenal del país se sitúa en 166,18 casos por cada 100.000 habitantes. Galicia se mantiene por debajo, con 85, 50. Solo Andalucía, Valencia, Extremadura, Ceuta y Asturias van mejor.

No sé si tiene que ser un confinamiento

«Si la incidencia sigue incrementándose en Madrid, habrá que tomar medidas drásticas», advirtió Fernando Simón. Confía, sin embargo, en que esta región logrará estabilizar e incluso atajar la transmisión del coronavirus «en los próximos días», pero considera que «tiene que hacer las cosas deprisa porque está evolucionando rápido».

«No sé si tiene que ser un confinamiento, pues en un pueblo es relativamente sencillo realizarlo o ser otras medidas relacionadas con la movilidad de las personas sin restringir a movilidad perimetral», dijo Simón.

Más de 400.000 casos

Desde que el virus infectó a la primera persona en España hace cinco meses, se han contagiado ya más de 400.000. Las comunidades de Madrid y Cataluña suman, en términos globales, más de la mitad de los casos, 210.000, seguidas del País Vasco, Castilla y León, Andalucía y Aragón. A la cola, Asturias, Cantabria, Extremadura, Murcia y Canarias siguen por debajo de los 5.000 enfermos. La incidencia general del virus sigue, además, en aumento: este lunes alcanzó los 166 casos por cada 100.000 españoles en las dos últimas semanas, tres veces más que a principios de agosto.

 

La mortalidad, eso sí, sigue más o menos estable. Desde el viernes se registraron 34 nuevos fallecidos, que ascienden a 96 si se echa la vista atrás y se cuentan todos los de la última semana y que elevan el total de víctimas mortales hasta las 28.872. La fotografía es, lógicamente, similar a la de los contagios: la Comunidad de Madrid, con 8.546 decesos, y Cataluña, con 5.725 en total, suman casi la mitad de los muertos por coronavirus de toda España. Le siguen Castilla-La Mancha (3.039), Castilla y León (2.812) y el País Vasco (1.567). Murcia, con 153, tiene la cifra más baja.

 

 

Menos gripe por las mascarillas

El director del CCAES está convencido de que este invierno va a haber menos catarros y gripe. Y lo cree por al menos dos razones: por el uso generalizado de la mascarilla y porque la transmisión basal en verano se habrá reducido. Sobre si este protector es cien por cien seguro, Simón recordó ayer que son un producto sanitario supeditado a una serie de requisitos y que, si los cumplen, protegen lo suficiente. Incidió, eso sí, en la necesidad de ser cuidadoso en la que se elige para proceder como se requiere.

«Hay más de 5.484 ingresados, 658 en uci; no hay que relajarse»

Semanalmente se están diagnosticando en toda España más de 40.000 casos, «y a medida que aumentan, irá aumentando también la proporción de enfermos graves», observó este lunes Simón, recordando que, en la actualidad, hay 5.484 personas ingresadas por covid-19, 658 de ellas en unidades de cuidados intensivos. Estos pacientes ocupan el 5 % del total de camas disponibles en los hospitales. El director del CCAES volvió a insistir en el incremento de contagios entre los jóvenes, no solo leves, también graves, cada vez más: la edad media de los positivos es de 38 años, pero en las últimas semanas ha caído hasta los 36.

Valoró también el epidemiólogo la vuelta al colegio de los más pequeños. A pesar de considerar que es una oportunidad para que el virus se transmita de una forma más fácil, está seguro de que se pueden retomar las clases con medidas de seguridad suficientes para que eso no suponga un riesgo poblacional. «Hay que conseguir que la transmisión no sea la suficiente como para que volver al colegio suponga un problema». El inicio del curso tiene que ser lo más seguro posible, resolvió.

La comunidad educativa cree indispensable que el curso sea presencial

Mónica P. Vilar
Preparativos en el CEIP Pérez Viondi de A Estrada
Preparativos en el CEIP Pérez Viondi de A Estrada

Equidad, conciliación y aprendizaje fuera del currículo, ventajas de la presencialidad. Pedagogos y profesores resaltan la importancia de volver físicamente a las aulas

Políticos y comunidad educativa insisten en que todos los esfuerzos deben ir dirigidos a lograr una vuelta a clase presencial. Pero ¿por qué? ¿Cuáles son los beneficios de una docencia con presencia física en lugar de telemática?

La importancia de la convivencia con otros niños y adolescentes es el factor destacado por profesionales de la pedagogía, la didáctica e incluso de la salud mental. «Estar na casa, sen ter interacción con outros rapaces, xeroulles moito estrés. A socialización é importante, por regra xeral, e permite aprender cousas diferentes ás que pode aportar o núcleo familiar», indica la psiquiatra y psicoterapeuta Anabel González.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Sanidad cree que Madrid debería tomar medidas drásticas si sigue empeorando