El 18 de agosto el Sol unirá a Noruega, Galicia y África

La configuración de la línea que separa el día de la noche en la Tierra producirá el ocaso que conectará a dos continentes

Puesta de sol desde Nariga (Malpica)
Puesta de sol desde Nariga (Malpica)

El 18 de agosto se producirá un evento astronómico único. El ocaso conectará a Tromsø, una ciudad del norte de Noruega, a Cabo Touriñán y a Cabo Blanco o Cap Blanc, situado en la frontera entre Mauritania y el Sáhara Occidental. El martes, los habitantes de estos tres lugares alejados entre sí por miles de kilómetros que decidan asistir al atardecer observarán cómo la estrella se pone por el horizonte de manera simultánea. Por un día, el Sol unirá lo que separa la Tierra.

Esta conexión solar entre dos continentes se debe a la orientación de la Tierra respecto al astro rey, que va cambiando a lo largo del año, igual que la intensidad de la energía con la que calienta a cada hemisferio y la manera de iluminar al planeta. «Isto afecta á orientación do terminador, a liña que marca sobre a superficie terrestre a fronteira entre o día e a noite. Esa liña vai de norte a sur só nos dous días dos equinoccios. Cando imos do equinoccio de primavera cara ao solsticio de verán, esta liña torce cara a dentro do norte de Europa. Isto provoca que o sitio no que se produce o último atardecer da Europa continental vaia saltando ao longo de cinco puntos da costa europea no decurso do ano, dende Portugal ata Noruega», explica Jorge Mira, catedrático de Física en la USC.

Uno de esos puntos donde tiene lugar el último ocaso de la Europa continental durante dos veces al año, tras el equinoccio de primavera y un mes antes del otoño, es A Costa da Morte, tal y como publicó Mira en un artículo en Cartography and Geographic Information Science, que ha conseguido situarse como el trabajo con mayor impacto en la historia de esta prestigiosa revista de geografía. «O segundo deses períodos anuais nos que lle toca á Costa da Morte arranca o vindeiro martes, o mesmo día que marca o final da etapa que lle corresponde á área de Tromsø, en Noruega. O derradeiro raio de sol na Costa da Morte durará ata o 19 de setembro», apunta el físico gallego. 

El 18 de agosto, mientras Galicia toma el testigo de Noruega se produce, además, una curiosa alineación solar en la que también entra en juego el litoral del continente africano. «O derradeiro atardecer da Europa continental coincidirá co último de África continental, que terá lugar ao mesmo tempo en Cabo Branco. Ademais, a carambola complétase porque xusto ese atardecer continental sincronizado entre África e Europa cadrará tamén co atardecer no Land's End, o extremo máis occidental da illa de Inglaterra, que é un punto fetiche para os ingleses», sostiene Mira.

Configuración de la línea que separa el día de la noche prevista para el 18 de agosto
Configuración de la línea que separa el día de la noche prevista para el 18 de agosto

La previsión meteorológica para el martes señala que los vientos del oeste dejarán un ambiente húmedo en el litoral gallego, aunque será un cielo que alternará nubes y claros y, por tanto, habrá una probabilidad alta de poder observar este ocaso tan especial. 

¿Dónde está la puesta de sol más espectacular en Galicia?

Xavier Fonseca
Puesta de sol con rayo verde en el limbo superior sobre las islas Serralleiras. La fotografía del ocaso se realizó desde Nigrán.
Puesta de sol con rayo verde en el limbo superior sobre las islas Serralleiras. La fotografía del ocaso se realizó desde Nigrán.

Los expertos explican por qué la comunidad es uno de los mejores lugares del mundo para presenciar el ocaso

Desde los albores de la humanidad nos maravillamos con la puesta de sol. Y es que la belleza del ocaso hipnotiza. Galicia puede presumir de ser uno de los mejores sitios del mundo para observar cómo el astro rey se marcha con la luz a otra parte. «Estamos orientados cara ao oeste. Galicia é o balcón de España ao Atlántico. Ademais, somos un dos extremos máis occidentais de Eurasia, de feito durante dous meses ao ano somos o último punto da Europa continental que ve poñerse o Sol», explica Jorge Mira, catedrático de Física en la USC. «Para observar una puesta de sol en todo su esplendor necesitamos tener un horizonte muy despejado y eso se consigue mientras el sol se pone sobre el mar, lo que sucede en muchos puntos de la costa gallega, principalmente en los litorales de Pontevedra y oeste da Coruña. Cuando el sol está ya sobre el horizonte, los rayos solares tienen más recorrido en la atmósfera y, por tanto, las tonalidades rojizas van a ser más evidentes. Además, sobre el mar resulta fácil que haya aerosoles con lo que este efecto se vería todavía más ampliado», añade el meteorólogo Juan Taboada.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

El 18 de agosto el Sol unirá a Noruega, Galicia y África