Alerta en Sevilla por un brote de meningitis vírica asociado a los mosquitos con 18 casos

Dieciséis están ingresados, cinco de ellos en la uci

El río Guadalquivir a su paso por Coria del Rio
El río Guadalquivir a su paso por Coria del Rio

Sevilla / Colpisa

La Consejería de Salud de Andalucía investiga un brote de 18 casos de meningoencefalitis vírica asociado a los mosquitos. Todos han sido detectados en la provincia de Sevilla, en concreto en el área de los municipios de Puebla del Río y Coria del Río, que se encuentran dentro de las marismas del Guadalquivir, un hábitat ideal para las poblaciones de este tipo de insectos.

De los 18 afectados, 16 se encuentran ingresados en el hospital y cinco de ellos en cuidados intensivos. Las autoridades sanitarias han tomado y enviado al laboratorio de referencia todas las muestras necesarias con el fin de determinar la etiología, según informó la consejería en un comunicado en el que señala que la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería informó de lo sucedido en la red Alerta, el Sistema de Alertas y Crisis de Salud Pública de la Junta de Andalucía.

Hasta el momento, cuatro de estas pruebas han resultado negativas para las principales bacterias y virus, así como para la PCR de fiebre del Nilo, Toscana y virus de la corimeningitis linfocitaria, con IgM para virus de fiebre del Nilo también negativa. Habrá que esperar a conocer el resultado de las restantes pruebas. Además, se han realizado encuestas epidemiológicas orientadas a detectar algún vínculo entre los enfermos y se ha informado a los ayuntamientos dónde se concentran los casos.

Hasta que se conozca la etiología vírica, la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica ha elaborado una serie de recomendaciones con el fin de prevenir las picaduras de insectos. Entre las indicaciones están la de emplear telas mosquiteras en ventanas y puertas, intentar no permanecer al aire libre entre el atardecer y el amanecer, procurar dejar la luz apagada, seguir diariamente una correcta higiene corporal y evitar los perfumes intensos.

Otras de las recomendaciones hacen hincapié en usar ropa que cubra lo máximo posible la piel y sacudirla antes de usarla si se ha tendido en el exterior, hacer un uso adecuado de los repelentes, siguiendo estrictamente las recomendaciones sobre el modo y frecuencia de uso descritos por el fabricante y, si se usa crema para el sol, aplicarla primero, dejar absorber durante veinte minutos y aplicar entonces el repelente de mosquitos.

Un aumento de los insectos

Lo cierto es que los expertos ya avisaron de que este verano la presencia de insectos se iba a multiplicar aún más. A una de las primaveras más lluviosas de este siglo había que sumar un parón en la actividad del ser humano debido al confinamiento. ¿El resultado? Curiosamente, unas poblaciones de insectos, y por lo tanto de mosquitos, más abundantes y activas. No en vano, uno de los mosquitos más peligrosos, el Aedes albopictus, conocido coloquialmente como mosquito tigre, ha aumentado su presencia un 70 % con respecto al año anterior en el primer semestre del 2020, según datos del proyecto Mosquito Alert, con el que colabora la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental.

En un comunicado, la asociación señala que las «altas temperaturas, copiosas lluvias y la falta de mantenimiento de segundas residencias, debido al confinamiento por el coronavirus, han constituido el perfecto cóctel molotov que ha impulsado la vertiginosa proliferación de mosquito tigre este verano». Presente ya en zonas como Madrid, Huesca, Zaragoza, Jaén y Extremadura, la población se ha incrementado exponencialmente en Cataluña, Valencia y Murcia.

Los riesgos de la presencia del mosquito tigre radican en su capacidad para transmitir hasta 22 tipos de virus diferentes, asociados a enfermedades potencialmente mortales como el virus Zika, el Dengue o el Chikungunya, entre otras. Según el Ministerio de Sanidad, en los últimos cinco años, período en que este insecto ha doblado su presencia, España ha registrado más de 1.800 casos de estas tres enfermedades.

Desde el 2018, España comenzó a registrar casos autóctonos de Dengue, una enfermedad contagiosa para la que a día de hoy no existe cura. En concreto, ese año se registraron seis casos y uno más en el 2019. «El riesgo de nuevos brotes este año es una realidad, sobre todo en la zona de Levante, donde su prevalencia es mayor y donde la movilidad de personas en los meses de verano es también más alta. Estos factores, sumados a la humedad y las altas temperaturas ponen el foco de los expertos en esta zona, sin descuidar muchas otras del territorio nacional», resaltan desde la asociación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

Alerta en Sevilla por un brote de meningitis vírica asociado a los mosquitos con 18 casos