El covid-19 aumentó la sensibilidad de la sociedad en la lucha contra el cáncer

La campaña más exitosa que realizó la fundación CRIS fue la del niño gallego Noel

EL equipo de investigación de la Unidad CRIS de terapias Avanzadas del Hospital La Paz.El equipo de investigación de la Unidad CRIS de terapias Avanzadas del Hospital La Paz
El equipo de investigación de la Unidad CRIS de terapias Avanzadas del Hospital La Paz
R. R.
Redacción / La Voz

Durante el confinamiento todo se detuvo, pero no el cáncer. La enfermedad siguió su camino porque es lo que hace siempre, a sabiendas de que lo único que tiene todavía a su favor es el tiempo. La investigación cura el cáncer, por eso la enfermedad no espera. Y por lo mismo, los esfuerzos de organizaciones como la fundación CRIS contra el cáncer no hacen sino aumentar. Incluso en mitad de una pandemia y a pesar de ella.

El covid-19 abrió los ojos de la sociedad, que ahora entiende más la importancia de la investigación para combatir enfermedades. Esto es lo que reflejan los datos de la fundación CRIS, que pese a la crisis del coronavirus ha logrado mantener sus 40.000 socios: «Unos llegan y otros se marchan porque la situación económica los ha tocado. Pero ha sido curioso que en la parte digital hemos observado que cada mes se suman más personas, se hacen socios de CRIS, y eso es increíble porque parecía que todo se iba a detener, pero, sin embargo, la gente ha respondido colaborando más», asegura Marta Cardona, la directora de esta organización.

Puede que el motivo de esta ola pequeña pero constante de contribuciones se deba a que, como consecuencia de la pandemia, toda la sociedad se ha visto obligada a mirar el mundo desde los ojos de un paciente. Mirar cada día desde la incertidumbre que genera vivir con una enfermedad acechando, mientras mueren otros tan parecidos a ti. La sociedad ha tenido que preguntarse lo que tantas veces se ha preguntado un paciente oncológico: «¿Seré yo el próximo?». Y ha tenido que aprender a seguir viviendo sin la respuesta, confiando su vida a la ciencia.

«Esta situación ha dejado claro, esta vez para todos, que la investigación es prioritaria, que no se trata de un lujo: es una necesidad. Por otra parte, de alguna forma, esas experiencias que ya han vivido las personas con cáncer y sus familias, como verse obligados a permanecer confinados meses en un hospital para proteger su vida, se han trasladado a toda la población. A raíz de esto, creemos que todos se han sensibilizado mucho más», confiesa Cardona.

«Ahora la contribución de las empresas ronda el 30 %, mientras los particulares aportan alrededor del 60 %», asegura Cardona. El resto corresponde a la recaudación de campañas como la que en su momento promovió la familia de Noel, el niño betanciero que padece un meduloblastoma y que logró recaudar 330.000 euros para destinar a ensayos clínicos para buscar nuevos tratamientos experimentales contra el tumor cerebral que padece. Esta ha sido una campaña histórica, ya que, hasta la fecha, es la que más dinero ha recaudado en la fundación CRIS. Esta semana se ampliarán sus fechas para que pueda seguir reuniendo fondos que brinden otra oportunidad a Noel y a otros niños que comparten su lucha.

Pero estos datos no solo dan cuenta de la solidaridad en aumento de muchos españoles, sino también de la confianza que ha logrado recabar la fundación, que en el 2021 cumplirá 10 años apoyando a pacientes oncológicos y a sus familias a través de la inversión en investigación.

El reconocimiento a su labor es extenso y el donativo de la vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, que destinó a la organización los fondos del premio Fernández Latorre con el que fue galardonada, no hace más que confirmarlo. «Esta donación ha sido una sorpresa. Que le hayan dado un premio y ella nos lo haya querido brindar, representa un gran orgullo. El respaldo de personas como Nadia Calviño nos confirma que lo estamos haciendo bien. Estamos muy agradecidos», declara Cardona.

«Uno de cada dos españoles padecerá cáncer en algún momento de su vida. Cuando empezamos, era uno de cada tres» recuerda Cardona. «El cáncer infantil se cura en el 80% de los casos y en adultos la cifra ronda el 60%. Lo que nosotros hacemos es luchar por el 20% de los niños que no lo superan y por el 40% de hombres y mujeres que no lo superan», explica la directora. Los proyectos de CRIS contra el cáncer han alcanzado un reconocimiento internacional y suponen una esperanza para muchas personas que padecen la enfermedad. «Intentamos poner el acelerador en los tratamientos nuevos, una vez que se hayan descubierto posibles líneas de investigación”, detalla Cardona. «Nuestro objetivo es que, a lo mejor en 20 años, si el cáncer no está curado, por lo menos esté cronificado. Es una batalla que estamos ganando, queda claro por la supervivencia y los avances que se observan con el paso de las décadas» finaliza la directora.

El niño gallego que le dio rostro a la lucha contra el cáncer infantil

La historia de Noel se hizo conocida hace poco más de un año cuando su madre, Sonia, comenzó una recaudación de 330.000 euros para financiar dos ensayos clínicos que pudieran curar el meduloblastoma (tumor cerebral) que estaba acabando con la vida de su hijo.

Al recibir el diagnóstico, la familia de Noel, como muchas otras de pacientes oncológicos, se volcó en la búsqueda de tratamientos experimentales que pudieran brindarle otra oportunidad al pequeño. Así fue como su tía, médico del Hospital de Coruña, supo de la unidad de Oncología Pediátrica del Hospital La Paz y de las terapias avanzadas que desarrollaban ahí. Así también descubrieron a la fundación CRIS contra el cáncer y su labor. Se unieron y comenzaron a trabajar codo con codo para recaudar fondos que financiaran los ensayos experimentales, que no solo beneficiarían a Noel sino a otros niños con la misma patología. En siete meses lograron alcanzar el objetivo gracias a las generosas donaciones de más de 2300 personas.

La campaña de Noel hizo historia y se convirtió en la colecta más grande y exitosa de la fundación CRIS. La cara de este niño betanciano ayudó a visibilizar la de muchos otros niños e hizo posible que se realizaran importantes estudios sobre el raro tumor cerebral que padecía. Desde entonces, la lucha de Noel continúa y también los esfuerzos de la fundación, que sigue destinando fondos a promover y financiar la investigación. «Muchos sobrevivientes de cáncer lo son gracias y a través de un tratamiento experimental. Hoy, en casos de afectaciones infantiles donde antes había cero posibilidades de supervivencia, es posible salvar a un niño de cada tres gracias a determinados tipos de investigación y de ensayos clínicos. Piensa que las personas que hoy se curan de cáncer tienen esa posibilidad porque alguien comenzó a investigar hace 5, 10 o 15 años», afirma Marta Cardona, directora de la fundación CRIS.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El covid-19 aumentó la sensibilidad de la sociedad en la lucha contra el cáncer