Isa Naveira: «Vamos a confiar en que esto no dure para siempre»

La actriz afronta con optimismo este atípico verano. Suele veranear en la Isla de Ons, aunque este año no se moverá de A Coruña.


Por primera vez en años, Isa Naveira no disfrutará del verano en la Isla de Ons, debido a la pandemia. Pero lejos de desanimarse ante las circunstanias, la actriz aprovecha para organizar planes familiares alternativos y sostiene que ya llegarán tiempos mejores.

—¿Qué va a hacer en este verano inusual?

—Voy a hacer turismo de ciudad, para aprovechar este momento atípico me voy a dedicar a reconocer A Coruña con mi hijo. Visitaremos el Castillo de San Antón, subiremos a la Torre de Hércules, no nos vamos a mover de aquí.

—¿Qué está echando de menos con respecto a otros años?

—Estoy echando de menos a muchos amigos, el poder reunirnos en grupos grandes sin miedo. El poder estar abrazándonos y pegados.

—¿Qué es lo más raro que le pasó otros veranos?

—Del verano 2003 tengo un recuerdo muy especial, porque fue el verano de mayor calor que recuerde nunca. Poder estar sin chaqueta, en terrazas, vivir el verano en A Coruña como si estuviesemos en El Levante, fue lo más raro. Vivimos un verano de calor que nunca experimentamos.

—¿Cuál es su rincón favorito de Galicia y por qué?

—Hay muchos, pero a mí en verano me gusta mucho la Ons, La Toja, O Grove, toda la zona de abajo donde hace calorcito. Caminarte la isla, disfrutar de las vistas de 360 grados de mar, hay una energía muy chula.

—Proponga un plan para este verano con covid-19.

—Como deseo, me gustaría vernos a todos con las cercanías habituales. Pero vamos a confiar en que esto no dure para siempre y en que vendrán veranos mejores.

Isa Naveira: «La serie conecta con la esencia de Galicia»

Beatriz Pallas

Ese punto invisible en el que las aguas del Atlántico y el Cantábrico se funden es el lugar donde está enclavada la isla ficticia de Néboa, a 11 kilómetros de distancia de una costa con la que solo la comunica un ferry dos veces al día. En ese enclave de litorales batidos y cielo encapotado, los hombres también son islas, encerrados, cargados de secretos y recelosos de todo lo que llega de fuera. Un asesinato sitúa allí frente a frente a Mónica y Carmela, dos mujeres con poder muy diferentes entre sí pero con una misión común: resolver un asesinato envuelto de misterio sobrenatural que sucede durante la primera noche del Entroido.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Isa Naveira: «Vamos a confiar en que esto no dure para siempre»