Galicia controla los brotes de A Mariña, Vilalba y Betanzos y roza los 200 casos

Bajan los contagios en la costa lucense y se mantienen estables en los otros dos focos


Santiago

Mientras los brotes se disparan en toda España, los de Galicia, al menos de momento, parecen estar controlados. El más importante, el de A Mariña, sigue bajando. Xove, origen de todo el foco del covid-19 en esta comarca, ya está libre de positivos, y también están limpios los concellos de Alfoz, Cervo, Mondoñedo, Ourol y Trabada. En total, la Consellería de Sanidade informa en su último balance de tres nuevos positivos tras hacer 32 pruebas PCR, y de 29 altas, por lo que los casos activos vinculados a este brote bajan en 26 contagios, pasando de 112 a 86. El número total de personas que dieron positivo por este foco superó las 200.

Otro de los datos que destaca el Sergas es que todos los nuevos positivos que se detectan en A Mariña están relacionados con el mismo brote, lo que permite seguir la trazabilidad de los casos. De los 86 contagios la mayoría están localizados en Burela, 53, seguida de Viveiro, con 12, mientras que en Foz hay 7 y en Ribadeo y Barreiros cinco en cada concello. El comité clínico tiene previsto reunirse hoy o mañana para analizar la evolución del brote y decidir si se levantan las restricciones de movilidad que afectan solo a Burela, así como a las medidas de aforos y horarios de cierre de toda la comarca.

El de A Mariña está controlado pero el de Betanzos, que en un principio parecía peligroso al surgir en torno a dos focos, tampoco ha dado sustos en los últimos días. Se mantiene sin cambios con diez positivos, seis en uno de los focos y cuatro en el otro. Desde el viernes, cuando se detectó el décimo positivo, no ha habido nuevos infectados, y unos sesenta vecinos hacen cuarentena por haber estado en contacto con casos activos. Situación similar es la de Vilalba y Xermade, que se mantiene sin cambios desde el sábado con seis positivos, cuatro de ellos en Vilalba y los otros dos en Xermade. Sin embargo, bajar la guardia es imposible. Y la aparición de un nuevo foco en Melide y Arzúa, con tres contagios, es prueba de ello.

En Galicia los casos siguen a la baja. El último parte de la Consellería de Sanidade refleja un descenso de cinco, pasando de 207 a 202. A Coruña baja en tres positivos y se queda en 27; Lugo reduce la misma cifra hasta los 136; en Ourense se mantienen cinco casos activos; en Pontevedra nueve; Vigo permanece con 17; Santiago sube de siete a ocho y Ferrol, que el domingo se quedó sin positivos de covid-19, sigue a cero.

Siete de estos 202 pacientes están hospitalizados y el resto permanecen en sus domicilios. Hay 11.082 gallegos curados y se hicieron desde que comenzó la pandemia 234.266 pruebas PCR.

Lo que sigue sin cambios es el número de fallecidos, 619, y la situación de las residencias, con solo una trabajadora contagiada en la residencia de ancianos de Burela.

Casos importados y celebraciones

El origen del brote de A Mariña es el único que no está claro. Se vincula con el puerto de Burela, y a su expansión contribuyó de manera clara la festividad de San Juan. En el resto el inicio del foco parece más evidente. El paciente cero del surgido en Vilalba es una mujer que habría estado en A Mariña en días anteriores, mientras que en el caso de Betanzos, y también en el nuevo de Melide, la comunidad catalana parece ser el origen, en el primero de los casos por el contacto con temporeros de la comarca del Segriá y en el segundo por casos importados con vínculos familiares.

Confirmados en Arzúa y Melide tres nuevos casos importados, con vínculo familiar

El Sergas ha confirmado tres nuevos casos positivos de covid-19, importados, de personas con un vínculo familiar, procedentes de Cataluña y que están en seguimiento en sus domicilios en Arzúa y Melide. Se han rastreado sus contactos directos y no se han detectado más personas afectadas, señala la gerencia del área sanitaria de Santiago, que llama a la tranquilidad por la situación en su zona de influencia. Continúan, además, a tratamiento dos personas de un brote anterior en Barbanza.

En los 46 municipios del área sanitaria hay ocho pacientes con la enfermedad del nuevo coronavirus. Una está hospitalizada en el Clínico de Santiago y las otras siete permanecen en sus domicilios. En julio se han dado 31 altas a pacientes que curaron de esta dolencia, y se han diagnosticado 16 nuevos. Además, se realizaron 6.370 pruebas PCR en lo que va de mes, para tratar de confirmar o descartar nuevos casos.

Información elaborada con la aportación de Toni Silva, María Guntín, Joel Gómez y Miguel Sande

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Galicia controla los brotes de A Mariña, Vilalba y Betanzos y roza los 200 casos