Torra desoye a la jueza y mantiene por decreto el confinamiento en el Segrià

Zaragoza, su área de influencia y Huesca capital vuelven a la fase 2 flexible


la voz / agencias

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, anunció ayer la aprobación de un decreto ley para poder actuar ante rebrotes como los del Segrià (Lérida), con el objetivo de «reforzar y ampliar» las medidas de confinamiento adoptadas en la zona. Desoye así la orden emitida por la responsable del Juzgado de Instrucción número 1 de Lérida, en funciones de guardia, que no ratificó la decisión del confinamiento domiciliario de este y otros siete municipios. «No estamos de acuerdo con esta decisión judicial. No la aceptamos. Asumiremos las consecuencias que se deriven, pero no puedo poner en peligro la salud de las personas». Torra dijo que la gente debe seguir las medidas de la Generalitat: «No puede haber ninguna duda para la ciudadanía, la salud es lo más importante de todo».

Y dejó claro que lo que no contempla en ningún caso el Ejecutivo catalán es pedir al Gobierno central que aplique el estado de alarma ni siquiera de forma parcial en la comarca afectada. Seis alcaldes del Segrià ya anunciaron ayer que no implementarán el nuevo confinamiento promovido por Torra.

El jefe del área epidemiológica de Lérida, Pere Godoy, admitió que el confinamiento perimetral de la comarca del Segrià decretado el pasado 4 de julio no ha dado los resultados esperados y, por ello, apuesta por medidas más restrictivas. Godoy alerta de que «hay una transmisión muy alta y las medidas ordinarias aplicadas hasta ahora no son suficientes para detenerla», aunque considera que decidir si los vecinos tienen que seguir o no un confinamiento domiciliario total como el del mes de marzo es competencia del Gobierno catalán.

Por su parte, la Fiscalía de Lérida advirtió de que el decreto ley anunciado por Torra para reforzar y ampliar las medidas de confinamiento en la provincia «sería de nuevo ilegal y recurrible ante el Constitucional» si acota derechos fundamentales.

Alcaldes, médicos y expertos claman por la escasez de rastreadores de contactos de infectados por covid-19 en Cataluña, donde siguen creciendo los brotes. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, informó de que en la capital catalana se han triplicado los positivos en una semana, con 24 pequeños brotes, la mayoría en familias o círculos de amistades, que están controlados, por lo que la situación «no es alarmante ni comparable con la de Lérida». El ministro de Sanidad, Salvador Illa, declaró que Cataluña dispone de las herramientas suficientes para poder controlar el brote de casos de coronavirus en la comarca leridana del Segrià y ha mostrado su confianza en que «así será». 

Zaragoza, fase 2 flexible

Por otra parte, y debido al incremento de casos detectados en estas zonas y a una tendencia al alza, Zaragoza, su área de influencia y la ciudad de Huesca anunciaron ayer que retroceden a la fase 2 de la desescalada, en una concepción «flexibilizada» que es posible por el uso obligatorio de la mascarilla, según detalla el Gobierno de Aragón. Lo anunció la consejera de Sanidad, Sira Repollés, quien añadió que las cuatro comarcas que tuvieron que desescalar a la fase 2 el 22 de junio (Cinca Medio, La Litera, Bajo Cinca y Bajo Aragón-Caspe) también entran en esa fase 2 flexibilizada, más favorable para ellas. Eso supone que un total de 870.000 aragoneses se encuentran en esta situación, alrededor del 70 % de la población. El director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, precisó que esta situación supone un «intermedio» entre la fase 2 y la «normalidad», es decir, se limitan aquellas actividades donde una mayor acumulación de personas puede hacer que se produzca una transmisión comunitaria con mayor facilidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Torra desoye a la jueza y mantiene por decreto el confinamiento en el Segrià