El yate de Amancio Ortega, en Aldán

El empresario gallego, que tiene su embarcación en el puerto de Sanxenxo, es un habitual de esta zona de O Morrazo


Redacción / La Voz

Aprovechando estos espectaculares días de sol y calor en Galicia, Amancio Ortega ha decidido disfrutar de las paradisíacas Rías Baixas con su yate Valoria B. La embarcación del empresario gallego ha fondeado en la tarde del sábado frente al puerto de Aldán, donde lleva ya varias semanas, según los vecinos y veraneantes de la zona. En algún momento de la tarde, uno de los ocupantes del yate nadaba alrededor de la embarcación en las refrescantes aguas de la ría.

El dueño de Inditex es un habitual de esta parte de las Rías Baixas, donde suele bajar a una de las playas para acercarse a su chiringuito a disfrutar de sus apacibles atardeceres. La zona está estos días tranquila, sin aglomeraciones. No hay muchos turistas.

Amancio Ortega adquirió su yate hace ahora dos años. Se trata de una impresionante embarcación de 47 metros de eslora, diez de manga y casi tres metros de puntal, que llama la atención para cualquiera que se acerque al puerto deportivo de Sanxenxo, donde suele estar amarrada.

Este es el nuevo yate de Amancio Ortega

Martín Bastos

Esta embarcación de 47 metros de eslora, diez de manga y casi tres metros de puntal es la última gran adquisición del fundador de Inditex

 

Un megayate llama la atención en el puerto deportivo Juan Carlos I, en Sanxenxo, desde principios de este mes. No tiene nombre, porque ese es un celoso secreto que solo le corresponderá escoger a su propietario, Amancio Ortega. Y es que esta embarcación de 47 metros de eslora, diez de manga y casi tres metros de puntal es la última gran adquisición del fundador de Inditex. Diseñado por la empresa holandesa Feadship, la misma que también hizo otros encargos para Steve Jobs o Bernard Arnault, este megayate impresiona por su tamaño, su estructura elegante y su presencia en el puerto sanxenxino. Dicen que zarpó del puerto de Aalsmen con el nombre de Femke para poder hacerse a la mar, como nombre transitorio mientras no se elige el definitivo. Yo no pude evitar cotillear en la ficha con la que se publicita en la web de Feadship. El juguetito consta de cinco estancias principales, alcanza una velocidad de catorce nudos y medio y tiene una tripulación de nueve personas. Toda una casa flotante dotada de las últimas comodidades y diseñada tanto para surcar las Rías Baixas como para navegar por el Atlántico. O por donde le dé la gana, vamos. El verano está a la vuelta de la esquina y me juego algo a que si este megayate permanece en la ría se convertirá en una atracción más para ir a Sanxenxo. Ya estoy pensando en acercarme un día de estos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El yate de Amancio Ortega, en Aldán