Australia se blinda aún más: solo podrán viajar 50 pasajeros en cada avión que llegue a Sídney desde el extranjero

Las fronteras del país permanecen cerradas a vuelos comerciales tras un preocupante aumento de casos de coronavirus, pero un puñado de rutas especiales siguen operando para repatriar a australianos o extranjeros con permiso de residencia

Pasajeros, recogiendo sus equipajes en el aeropuerto de Sídney
Pasajeros, recogiendo sus equipajes en el aeropuerto de Sídney

Los vuelos procedentes del extranjero y con destino al aeropuerto internacional de Sídney, Australia, no podrán viajar con más de 50 pasajeros. Las autoridades regionales del estado de Nueva Gales del Sur han limitado además las llegadas a 450 pasajeros por día, obligando a muchas aerolíneas a mantener suspendidas sus rutas. La decisión fue tomada tras la cancelación de todos los vuelos hasta el 15 de julio con destino al aeropuerto de Melbourne, en el estado Victoria, donde se registra un preocupante aumento de casos de coronavirus. Las autoridades sanitarias han confirmado este sábado más de cien nuevos infectados, el peor dato del país desde hace semanas.

A pesar de que las fronteras de Australia permanecen cerradas a vuelos comerciales, siguen operando un puñado de vuelos especiales para repatriar a australianos o extranjeros con permiso de residencia, la mayoría procedentes del Reino Unido. Además, las personas que llegan a Sídney deben guardar dos semanas de aislamiento obligatorio en alguno de los 22 hoteles habilitados como centros de cuarentena.

Australia, que se encuentra en la última fase de desconfinamiento a excepción de varias zonas de Victoria y pretende que su economía regrese a la normalidad a lo largo de este mes, registra desde el inicio de la pandemia alrededor de 8.250 infecciones, con 104 fallecidos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Australia se blinda aún más: solo podrán viajar 50 pasajeros en cada avión que llegue a Sídney desde el extranjero