La Tierra cruza este fin de semana el afelio

Durante la madrugada del sábado al domingo también se producirá un eclipse lunar penumbral

Puesta de sol el pasado 19 de noviembre en Vigo
Puesta de sol el pasado 19 de noviembre en Vigo

Hipatia de Alejandría fue la primera científica de la historia. Participó de forma activa en uno de los grandes debates científicos de la Grecia clásica, las órbitas retrógradas de los planetas. Las observaciones mostraban que no siempre mantienen la misma trayectoria. A veces retroceden un poco y luego siguen avanzando. Es probable que en aquel contexto ella hubiese mencionado, antes incluso que Johannes Kepler, las órbitas elípticas. Una propuesta muy revolucionaria en una época que consideraba el círculo la forma más perfecta de la naturaleza. Sin embargo, la historia reconoce todo el mérito de esa idea al astrónomo alemán del siglo XVII.

El hecho de que el sol dibuje una elipse, un círculo achatado, implica que no siempre se encuentra a la misma distancia respecto al astro. Existe un punto de máxima y mínima aproximación, llamados perihelio y afelio, cuando además la estrella alcanza la máxima y la mínima velocidad. 

La intuición puede conducir a pensar que la Tierra está cerca de la estrella durante el verano y lejos en invierno. Sin embargo, el planeta atraviesa este sábado el afelio y el perihelio lo ha hecho el pasado cinco de enero. Por tanto, la distancia no determina que en invierno haga frío y en verano calor. La meteorología que predomina en cada una de las estaciones depende únicamente de la altura que ocupa el sol respecto al horizonte. En verano asciende mucho y los rayos caen de forma perpendicular. Durante el invierno la elevación es menor y los rayos solares son más oblicuos. Esto influye en cómo se reparte la misma cantidad de energía sobre la superficie terrestre. El astro rey alcanza la mínima y máxima elevación sobre el horizonte durante los solsticios de invierno y verano.

El afelio coincide este año con un eclipse lunar penumbral. El fenómeno astronómico se produce cuando se alinean en un mismo plano el Sol, la Tierra y la Luna. Debido a la luz emitida por el Sol, la Tierra forma un cono de sombra. Cuando se produce uno parcial de Luna, el satélite natural penetra primero en el cono de penumbra o fase penumbral. El evento será visible en el cielo gallego entre las 03:07 y las 05:49 horas de la madrugada del 5 de julio.

Las condiciones meteorológicas no serán ningún problema para poder presencia el eclipse ya que se esperan cielos despejados en toda la comunidad. Las temperaturas mínimas oscilarán entre los 11 y los 15 grados. Para una observación astronómica nocturna siempre es aconsejable llevar ropa de abrigo. Además, como el fenómeno será tenue, se recomiendan alejarse de las fuentes de iluminación para poder contemplar con mayor claridad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

La Tierra cruza este fin de semana el afelio