Sanidade detecta contactos de positivos que mienten para eludir los test de PCR

Las primeras actuaciones del equipo que rastrea casos en Galicia detecta problemas para hacer su trabajo. La situación dificulta controlar brotes como el de A Mariña, donde los positivos aumentan a 59


santiago, Viveiro / redacción

No es lo más habitual, pero las primeras actuaciones del equipo que rastrea casos de covid-19 en Galicia para evitar rebrotes ha detectado dificultades para hacer su trabajo. El procedimiento consiste en certificar los casos con una prueba PCR y, con el positivo confirmado, se van cerrando círculos tras solicitarle al contagiado que revise sus movimientos de los últimos días y que facilite los lugares y las personas con las que ha interactuado. El problema empieza al tratar de ampliar ese círculo, ya que los rastreadores se están encontrando con casos de personas que niegan todo contacto con el positivo y se resisten a hacer el test que los podría obliga a pasar dos semanas en cuarentena.

«Iso xera unha tensión», dijo el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, que fue preguntado al respecto tras la reunión semanal del Gobierno. Y, además de tensión, hay retrasos en nuevas localizaciones y tiempo que tienen que perder para persuadir a esas personas de que se hagan el test PCR. Feijoo recordó que el covid-19 es una enfermedad de declaración obligatoria que no se puede ocultar, pero evitó dar más detalles de esta situación «por cuestións de privacidade», aunque insistió en que esas «dificultades» existen.

Feijoo aprovechó su intervención institucional para hacer un llamamiento a los jóvenes para que sean estrictos en el cumplimiento de las normas básicas de protección frente al virus, y con más intensidad ahora que empiezan a abrir los locales de restauración nocturna y habrá más movimientos relacionados con el ocio. Calificó de «sobresaliente» la actitud mantenida por los jóvenes gallegos durante el confinamiento, pero señaló que los servicios sanitarios están «preocupados» por el número de personas que van a empezar a salir en zonas vacacionales, a las que «no llegarán dos millones de turistas del año pasado, pero sí la mitad, y un millón de personas son una buena noticia, pero con riesgos sanitarios», alertó. 

Camareros infectados

El brote que se está investigando y tratando de controlar en A Mariña le sirvió de ejemplo a Feijoo, porque tras el rastreo se ha determinado que el foco principal procedía de «dous ou tres bares» de una zona portuaria cuyos camareros dieron positivo y que ahora están cerrados.

En total, hay 59 personas infectadas, pero solo dos ingresadas, con evolución favorable. Además, el Sergas confirma que ha realizado 1.068 pruebas en las residencias de mayores de A Mariña y están todas limpias del virus.

Con el foco de Barbanza ya controlado, el de A Mariña, aún activo, es el que sigue preocupando a Sanidade. Los casos en la comarca han vuelto a subir, ya que, según el último informe del Sergas, en las últimas 24 horas se detectaron 12 casos más, con lo que ya son 59 desde que el martes de la pasada semana se descubrió el primer positivo en un vecino de Xove. Lo que no varía es que la mayoría de los contagiados que se detectan son asintomáticos o presentan síntomas de carácter leve, lo que se debe a que buena parte de ellos son personas jóvenes. 

Las ya más de 500 personas a quienes se han realizado test y han dado negativo tienen la obligación de permanecer confinadas en su domicilio, en seguimiento, asesorados por la Plataforma de Vixilancia Epidemiolóxica. En A Mariña se han realizado en los últimos días un total de 900 pruebas moleculares, la gran mayoría relacionadas con el brote.

Como consecuencia del repunte de A Mariña, el número de positivos en la provincia de Lugo sigue creciendo. El último informe indica que son 64, frente a los 49 del martes. En el conjunto de Galicia, Sanidade ha registrado 317 casos activos, cuatro más que en la jornada anterior. Y ya son 22 días consecutivos sin fallecidos ni ingresos en uci.

El área de Santiago identifica un caso importado en un hombre que viajó desde Colombia

Imagen de archivo de un taxi en Santiago
Imagen de archivo de un taxi en Santiago

Llegó a finales de la semana pasada al aeropuerto de Madrid en un vuelo internacional procedente de Sudamérica. Viajó en tren y en autobús hasta Compostela, donde cogió un taxi

Los sistemas sanitarios de vigilancia rastrean los contactos de un caso positivo de covid importado registrado en el área sanitaria de Santiago y Barbanza de una persona que llegó a finales de la semana pasada al aeropuerto de Madrid en un vuelo internacional procedente de Sudamérica. Esta persona, que dio positivo el miércoles, llegó el pasado fin de semana en un vuelo procedente de Colombia al aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas.

Luego tomó un tren a Santiago desde Madrid, pero en Zamora -donde el servicio estaba interrumpido por trabajos en la red ferroviaria- realizó, como el resto de los pasajeros, un transbordo en autobús para continuar trayecto hasta la capital gallega, donde se subió a un taxi hasta su domicilio. Fuentes de Renfe confirmaron a Europa Press que le han facilitado al Sergas «los nombres, apellidos y teléfonos» de sus acompañantes.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

Sanidade detecta contactos de positivos que mienten para eludir los test de PCR