Australia confina a unas 300.000 personas por barrios en Melbourne

Las autoridades limitan los movimientos durante un mes por un brote de coronavirus vinculado a infracciones en las cuarentenas impuestas a las personas procedentes del extranjero

Trabajadores sanitarios australiano, haciendo pruebas del covid-19
Trabajadores sanitarios australiano, haciendo pruebas del covid-19

A partir de las 23.59 de este miércoles y hasta el próximo 29 de julio, unas 300.000 personas deberán permanecer confinadas en sus casas en el norte de Melbourne. El aumento exponencial de casos de covid-19, consecuencia de un rebrote de contagios, ha obligado a las autoridades del país a imponer una cuarentena obligatoria de cuatro semanas a los residentes de diez barrios de la ciudad más poblada de Australia.

El jefe del gobierno del estado de Victoria, Daniel Andrews, anunció en rueda de prensa que se investigará la gestión por parte de los hoteles de Melbourne de las cuarentenas de las personas procedentes del extranjero entre finales de mayo y principios de junio. Se sospecha  que el rebrote está vinculado a infracciones de las directrices establecidas oficialmente para controlar el covid-19. Tal y como detalló Andrews, «un número significativo» de los casos detectados en el norte de Melbourne se ha atribuido, mediante la secuencia genómica, al personal de los hoteles en los que se relajaron las cuarentenas y los protocolos de control de las infecciones.

El gobierno de Victoria también pedirá al primer ministro australiano que se desvíen los vuelos internacionales a Melbourne durante las próximas dos semanas para reducir el número de personas alojadas en los hoteles de confinamiento obligatorio, aunque se mantendrán los vuelos domésticos.

Las autoridades de este estado, que al inicio de la pandemia impusieron las restricciones más estrictas del país, han realizado unas 93.000 pruebas para detectar el coronavirus entre sus habitantes durante los últimos cinco días, reforzando el plan de detección del covid-19, que incluye indagaciones casa por casa. El Gobierno de Victoria, que ha pedido refuerzos al Ejecutivo central y a los otros estados para hacer frente a la crisis, ha informado de 71 nuevos casos desde el lunes, una gran parte de los mismos vinculados al rebrote, con lo que el total de infecciones desde el inicio de la pandemia se eleva a 2.099.

Australia ha sido de los primeros países del mundo en controlar el virus y reanudar gran parte de su actividad económica. Desde principios de año, ha registrado alrededor de 7.760 casos que incluyen solo 104 fallecimientos. Más de 7.000 contagiados se han recuperado. Actualmente, a excepción de Melbourne, la mayoría de los nuevos positivos corresponden a las pocas personas que llegan del extranjero, dado que el país mantiene sus fronteras cerradas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Australia confina a unas 300.000 personas por barrios en Melbourne