Expectación y emoción en la primera actuación del «gaiteiro de la catedral»

El líder de Luar na Lubre, Bieito Romero, honró la memoria de las víctimas del covid-19 interpretando el himno de Ourense

;
Bieito Romero interpreta el himno de Ourense El músico se convirtió en el "gaiteiro de la catedral" en homenaje a las víctimas del covid-19

Ourense

Ni el sol ni las prisas propias de la mañana de un día laboral impidieron que decenas de ourensanos se congregasen este martes en la plaza San Martiño con la intención de contemplar la primera actuación del «gaiteiro de la catedral». El encargado de inaugurar la iniciativa puesta en marcha por la Diputación provincial fue Bieito Romero, líder de Luar na Lubre, que asomó a la torre de la catedral cuando todavía faltaban unos minutos para las 11.30 horas. Justo al terminar de sonar el repique de campanas que indica las y media, Romero comenzó su interpretación del himno de la provincia, Ourense no solpor, compuesto por Manuel de Dios. Lo hizo en una actuación solemne que contó con el riguroso silencio de los espectadores, luciendo la capa negra y roja diseñada por el ourensano Adolfo Domínguez, sin un ápice de prisa y con una ejecución contundente y cargada de emoción. La misma que requería un homenaje a las víctimas del coronavirus.

Romero es hijo adoptivo del Concello de Esgos, tierra que siempre ha estado vinculada a su música, de hecho dedicó el último disco de Luar na Lubre a la Ribeira Sacra. «Para min é unha honra abrir este ciclo de gaiteiros e facelo aquí, na terra dos meus ancestros, a onde sempre é fermoso regresar. E neste caso a emoción é dobre ao tratarse dunha homenaxe ás vítimas e dun recoñecemento a toda a xente que está a loitar contra esta maldita pandemia», afirmó el músico. Los asistentes a esta primera interpretación destacaron especialmente lo poético de la iniciativa, entre ellos varios gaiteiros de Ourense. «Es un acto muy simbólico que también ayuda a seguir sensibilizando a la gente con respecto a la pandemia», apuntaba Maricarmen López, que acudió acompañada de su marido, el músico ourensano Jhonathan Ferreira, y de sus hijos. «Creo que es muy acertado escoger la gaita y la catedral como parte fundamental del homenaje porque representa perfectamente a la provincia. Lo apoyaremos no solo viniendo a escucharlo sino también tocando alguno de los días», afirmó Ferreira. «Ha sido muy emocionante. Escuchar el himno en directo ya dice mucho, pero sabiendo el motivo por el que es, despierta más sentimientos», añadió Ana Belén Rodríguez, profesora de la escuela de gaitas ourensana.

«A iniciativa conxuga música e patrimonio, coa gaita como instrumento referencial de Galicia, e con ela queremos chegar a todo o mundo», apuntó José Manuel Baltar, presidente de la Diputación de Ourense. El reconocimiento se repetirá cada día desde hoy, de forma permanente, a las once y media de la mañana, una hora simbólica, relacionada con el 11 de marzo, fecha en la que la OMS declaró la pandemia mundial. Cada día será un gaiteiro distinto el que interprete el himno de la ciudad desde la torre de la catedral.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Expectación y emoción en la primera actuación del «gaiteiro de la catedral»