Esta es la causa del tiempo tan inestable en Galicia

Mañana regresan las lluvias y habrá un notable descenso de las temperaturas en la comunidad

Playa de Barraña, Boiro
Playa de Barraña, Boiro

Cuando uno escucha que la Tierra está experimentando un proceso de calentamiento, la intuición le conduce a pensar y a esperar únicamente calor. Por ello, cuando en verano las temperaturas son más bajas de lo habitual, como ahora, el discurso negacionista resurge con fuerza. Sin embargo, un contexto de aumento de la temperatura global es perfectamente compatible con anomalías térmicas negativas (valores por debajo de la media) en cualquier estación del año. Pero si uno observa el comportamiento de las anomalías globales puede apreciar un patrón que se repite: siempre son más intensas y frecuentes las positivas que las negativas. La situación actual es un buen ejemplo. En el mapa se puede observar cómo las anomalías térmicas positivas más destacadas en estos momentos en todo el planeta se registran en el extremo norte de Eurasia, en Siberia. Allí llevan los primeros seis meses del año con registros muy superiores a lo habitual. Ya se han alcanzado cifras de hasta 38 grados, un récord histórico a falta de confirmación por parte de la Organización Meteorológica Mundial.

Mapa de anomalías térmicas en el mundo. La más destaca se registra actualmente en el norte de Eurasia, en Siberia.
Mapa de anomalías térmicas en el mundo. La más destaca se registra actualmente en el norte de Eurasia, en Siberia.

Mientras tanto en el sur de Europa, los episodios de temperaturas extremas han sido escasos hasta ahora y en Galicia en concreto el mes de junio ha sido muy inestable. Lo que está pasando parece ser una herencia de lo que ha ocurrido en invierno. «El vórtice polar estuvo muy confinado en el Ártico durante todo el invierno y hasta el principio de la primavera, sin apenas rupturas. Eso provocó entre otras cosas que hubiese menos ozono del normal al principio de la primavera en el hemisferio norte. Luego desapareció en abril, pero la circulación en la zona Ártica ha seguido siendo bastante anómala. Ha habido muchos momentos de altas presiones en la zona de Groenlandia e Islandia y el aire frío se ha venido algo más al sur, provocando esa vaguada y que el anticiclón no consiga subir en latitud», apunta el meteorólogo Juan Taboada.

Las altas presiones termodinámicas, como las de Azores, se alimentan de aire cálido, justo el ingrediente que ha estado ausente durante todo el mes de junio. Durante lo que resta de semana, el anticiclón seguirá comportándose de manera muy variable, igual que el tiempo en la comunidad gallega. «Veremos lo que pueda pasar en las próximas semanas, porque el verano no ha hecho más que empezar y la atmósfera es un sistema muy dinámico y puede cambiar», reconoce Taboada. Lo más inmediato es el descenso notable de las temperaturas previsto para este miércoles.

Si los modelos están en lo cierto, el esperado cambio de tendencia, que es lo que realmente se necesita, y no dos días de sol, podría llegar la semana próxima. Se aprecia un anticiclón mucho más robusto y al norte de la Península. Esto garantizaría tiempo seco y cálido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Esta es la causa del tiempo tan inestable en Galicia