Aguas más cálidas, la otra cara del tiempo en Galicia

La ausencia de la influencia anticiclónica frena los afloramientos de aguas frías en la costa gallega


La configuración atmosférica que ha predominado durante todo el mes de junio, con el anticiclón muy debilitado, ha provocado que los vientos del nordés hayan estado prácticamente ausentes. Sin esta circulación del aire, otro fenómeno, en este caso oceánico, que tampoco ha tenido mucho protagonismo han sido los afloramientos.

Cuando sopla el nordés desplaza el agua superficial hacia la plataforma oceánica y es entonces cuando asciende el agua fría y cargada de nutrientes desde el fondo. El alto contenido en fitoplancton representa un reclamo para especies como por ejemplo las sardinas. Este evento que aparece entre primavera y verano, cuando el anticiclón remonta en latitud, solo ocurre en las zonas donde hay sistemas de altas presiones idénticos al de Azores. Los afloramientos se dan además en Sudáfrica, California, Portugal, noroeste de África, Chile y Perú. Aquí están las aguas más ricas del mundo y por tanto algunos de los bancos de pesca más productivos de la Tierra.

Sin embargo, actualmente, las aguas de las playas de la comunidad están más calientes de lo habitual. En una playa como A Lanzada la temperatura del agua suele estar en torno a los 16 grados, como mucho. Hoy la previsión apunta que alcanzará los 18 grados. La anomalía positiva actual de la temperatura del agua se aprecia sobre todo en una playa como la de Rodas, en las islas Cíes. Allí suele estar muy gélida, casi siempre por debajo de los 15 grados. Hoy también llegará hasta los 18.

Más caliente en el norte

La temperatura del agua en Galicia siempre es más elevada en el litoral norte, especialmente en la costa cantábrica, donde no tiene lugar el afloramiento y, por tanto, el termómetro suele llegar o superar los 20 grados. Claro que cuanto más al norte, el cielo está más cubierto en condiciones anticiclónicas, sobre todo en A Mariña. En el litoral lucense las nubes de estancamiento mantienen a raya la temperatura del aire, que permanece incluso por debajo de la temperatura del agua en muchas ocasiones. Esto afecta a la sensación térmica. En definitiva, un baño en el sur siempre es más frío, pero el ambiente más cálido, justo al contrario que el norte.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Aguas más cálidas, la otra cara del tiempo en Galicia