Vázquez Almuiña: «Me preocupa mucho la apertura de la frontera con Portugal»

El conselleiro de Sanidade teme que el comportamiento de algunos sectores de la población se haya relajado, «y la epidemia no ha pasado»


Santiago

Pasado lo peor de la pandemia, Jesús Vázquez Almuiña (Baiona, 1962) asegura que la situación epidemiológica de Galicia es buena. Pero, avisa, ni la epidemia ha pasado ni hay que relajarse.

-¿Cuál es la situación actual de la pandemia en Galicia y de los dos brotes de A Mariña y Barbanza?

-La situación general es buena, tenemos buenos índices de contagios acumulados tanto en 14 como en 7 días, los mejores tras Asturias. Lo que ocurre es que ahora tenemos estos dos brotes, pero están muy controlados, se han hecho muchas PCR a todos los contactos y un estudio bastante completo. 

-En estos momentos, ¿dónde está el mayor riesgo en Galicia?

-El mayor riesgo lo tenemos en los casos importados, lo hablamos esta semana los consejeros de sanidad y todos estamos preocupados. Se ha abierto el espacio Schengen y a mí lo que más me preocupa es la apertura de las fronteras con Portugal el día 1, porque estamos muy cerca y en este momento el país luso está mal. Además, es la zona de entrada de parte de África y América, y Brasil, que ahora el segundo país con peores datos, entra a través de Portugal. Por lo tanto a mí me preocupa mucho ahora mismo la apertura de esta frontera.

«El mayor riesgo está en los casos importados, todos los consejeros de sanidad estamos preocupados»

-El principal riesgo es, por tanto, lo que llegue de fuera.

-Lo que nos venga, por eso hemos potenciado el diagnóstico precoz para hacer aislamiento, tenemos además un teléfono, el 881 002021, para que cualquier persona de fuera que tenga el menor síntoma llame y le asignaremos un médico de familia, que será quien decida las pruebas necesarias que hay que hacer e indique el aislamiento. 

-¿Pediría, como ha hecho la comunidad de Madrid, potestad para cerrar determinadas zonas de Galicia ante posibles rebrotes graves?

-Sí, eso tenemos que tenerlo contemplado. También lo he preguntado en el Consejo Interterritorial, y nos dicen que podríamos hacerlo con el juzgado, pero lo lógico es que el Estado nos dé esa posibilidad. 

-¿Solo con orden judicial?

-Debemos hacerlo con comunicación al juzgado sí o sí, por lo que creemos, como la comunidad de Madrid, que habría que modificar normas estatales para poder hacerlo. Estamos lejos todavía de ese momento, pero para evitar el aislamiento de toda una población como hasta ahora debemos tomar medidas. Las individuales son muy importantes, pero también podrían llegar a ser necesarias otras de este tipo.

-Con la llegada de los turistas y la libre movilidad, ¿debemos prepararnos para más rebrotes?

-Sí, y tenemos que poner mucho de nuestra parte. Las medidas de responsabilidad de la población se hicieron adecuadamente hasta ahora, pero en este momento tengo ciertas dudas de que lo estemos haciendo tan bien. Hay que mantener la distancia de seguridad, seguir con la mascarilla -incluso en espacios abiertos porque va a ser muy difícil mantener siempre ese metro y medio-, y con la higiene de manos. Si hacemos todo esto y evitamos aglomeraciones, aunque venga gente de otras comunidades o países podremos lograr que no haya transmisión. Hay que decirle a la población que no ha pasado la epidemia, hasta que no tengamos una vacuna vamos a estar en riesgo continuo.

-¿Se ha relajado la población en cuanto a las medidas de protección?

-En algunos ámbitos, por eso pedimos a los ayuntamientos que hagan un esfuerzo en el control de aglomeraciones de gente. Vimos unas fotos de Lugo de hace unos días que es lo que debemos evitar y deben ayudarnos los concellos, que son los que controlan el aforo de locales y la ocupación de plazas públicas.

-El bono de 250 euros a los sanitarios para reactivar el turismo ha sido calificado de limosna, desatino, insulto y poco serio, ¿va a pedirle a la Consellería de Cultura e Turismo que lo retire?

-No, es una medida voluntaria. Es una iniciativa de la Consellería de Cultura e Turismo de acuerdo con el sector turístico para su reactivación económica. Pensaron que sería de justicia dárselo a los profesionales que más sufrieron en esta epidemia y consideraron que eran los sanitarios y los sociosanitarios. Pero no es algo de la Consellería de Sanidade como incentivo a los trabajadores sanitarios ni mucho menos. Curiosamente un representante de colegios médicos me dijo que había estado muy bien lo de Paradores, que hacen descuentos a sanitarios, e igual que no le voy a decir a Paradores que no lo haga, porque creo que es un detalle y es una empresa pública, también entiendo que es de agradecer que la Consellería de Turismo tenga un detalle. 

-Usted mismo pidió disculpas por cómo se entendió este bono, ¿ha sido una propuesta desafortunada?

-Pedí disculpas porque no llegó la información de forma adecuada, pero el fondo es positivo tanto para el sector turístico como para el reconocimiento de los profesionales. Pero no es el reconocimiento de la Consellería de Sanidade a sus profesionales, y ahí creo que es dónde estuvo el error.

-Las fronteras están abiertas, salvo con Portugal, pero a los turistas no se les exige ningún test en el aeropuerto, ¿habría que establecer medidas más restrictivas como pide la comunidad de Madrid en Barajas?

-Lo más importante para mí es una encuesta epidemiológica a la entrada, porque el control de temperatura a día de hoy no tiene evidencia científica, señalando el lugar de procedencia y de destino. Evidentemente si hay síntomas ya pueden hacerse directamente las pruebas en el aeropuerto, pero queremos que nos pasen la información a las autonomías, que nos informen de las personas que llegan, especialmente de los países con problemas.

-Durante más de tres meses ha estado en constante contacto con el Ministerio de Sanidad, ¿cuál ha sido el nivel de coordinación con el departamento de Salvador Illa?

-A nivel personal tengo un buen concepto del ministro. Me parece una persona que trabaja y busca esa comunicación con las comunidades, pero como Gobierno no se ha confiado en las autonomías, cuando tenemos la experiencia de la gestión de los últimos treinta años en sanidad, eso fue para mí el error. Galicia ha aportado siempre ideas y propuestas y pocas veces se nos ha tenido en cuenta.

«Tengo un buen concepto del ministro Illa, busca la comunicación, pero el Gobierno no ha confiado en las comunidades»

-¿Habría hecho algo de otra manera si volviese a marzo? 

-Hay que darle tiempo al tiempo y hacer análisis. En general lo que ha demostrado el sistema público sanitario gallego es que tiene unos magníficos profesionales que lo han dejado todo en este empeño, lo han hecho magníficamente con una total entrega. Ese es el lado más positivo, tenemos un sistema sanitario con buenas infraestructuras y magníficos profesionales, y la población además ha confiado en su sistema sanitario.

-Ayer se celebró una manifestación para reclamar estabilidad en la contratación, ¿va a cambiar la Consellería su política de recursos humanos tras la pandemia?

-No, vamos a seguir en esta vía. La Consellería lleva haciendo OPE todos los años, es de las pocas comunidades que las hace, y tiene un plan de estabilidad clarísimo. Los sindicatos saben que la Xunta lleva tiempo pidiendo al Gobierno central la eliminación de la tasa de reposición, al menos para el entorno sanitario y sociosanitario. Podemos convocar ahora 950 plazas, pero si se eliminara esta tasa podríamos llegar a 3.000 y nosotros queremos las tres mil, pero el Estado nos lo ha denegado en muchas ocasiones.

-¿Cómo será la actividad asistencial este verano? ¿Se cerrarán camas?

-Las camas se utilizaran según necesidades. Lógicamente al incrementar la actividad quirúrgica este verano vamos a necesitar más ocupación de la habitual, pero nosotros no hemos pensado que la epidemia se haya acabado, estamos preparados ante la posibilidad de que hubiese un incremento de la incidencia. A los gerentes se les ha dado la clara referencia de que queremos trabajar más que otros veranos. 

-¿Cuándo prevén ponerse al día de las operaciones y consultas pospuestas por el covid-19?

-Galicia parte de una situación mejor que otras comunidades, ya que era la cuarta comunidad con menor lista de espera. Es cierto que tenemos cierto retraso en las cirugías no preferentes pero trabajaremos el resto del año tratando de incrementar la actividad para que a final de año podamos estar como antes. No va a ser fácil, porque la práctica en estos momentos es más compleja debido a los equipos de protección y a que los tiempos son más largos. Los profesionales del Sergas han dado una lección y ellos mismos son los que quieren tratar de recuperar la actividad para que sus pacientes no esperen más de lo conveniente.

-¿El sistema sanitario va a cambiar definitivamente?

-Claramente, esto viene para quedarse, hemos visto que hay consultas que no eran necesarias. En primaria la consulta telefónica ya estaba muy implantada, pero la hemos potenciado en el hospital con resultados muy buenos. Vamos a potenciar más la interconsulta para evitar desplazamientos y la videoconferencia. El teletrabajo también viene para quedarse y va a haber una parte de profesionales que podrán trabajar desde su domicilio. Por lo tanto, asistencia a distancia desde dos puntos de vista, evitar que el paciente venga al hospital y también desplazamientos del profesional. 

-¿Por qué prorrogan contratos covid frente a las personas que están en listas de contratación y acumulan años de experiencia?

-Son personas que en el momento más difícil quisieron estar ahí y trabajaron, por lo que entendíamos que debíamos prorrogar sus contratos. Pero este va a ser posiblemente el año que más contratemos, especialmente en verano, por lo que habrá posibilidades para las personas de las listas. No queríamos dejar en el camino a las personas que en momentos muy difíciles estuvieron trabajando y ayudándonos, al igual que los residentes. Galicia defendió que debería acelerarse su título para aquellos que estaban en el último año y ahora les hemos ofrecido a todos los residentes que han acabado seguir con nosotros, 353 plazas en total.

-¿Hay resultados de la segunda fase del estudio de seroprevalencia?

-Seguramente el lunes o el martes podamos tener ya datos. No esperamos grandes cambios pero puede ser interesante ver cómo evoluciona en comarcas que tenían una incidencia más alta y que posiblemente ahora estén más bajas. Dentro de unos meses volveremos a hacer otra oleada para ver cómo va el virus a lo largo del año. 

-¿Cuántos sanitarios se contagiaron durante la pandemia? ¿Cuáles fueron las causas?

-Se contagiaron dos mil y pico. Claramente fue uno de los colectivos más afectados, aunque mucho menos que en el resto de España. Si el estudio de seroprevalencia habla de una incidencia del 1,15 %, en el caso de los sanitarios es de un 3 %, por lo que los sanitarios se infectan más que la población general. ¿Por qué? Porque este personal está en contacto con pacientes y es lógico que tenga mayor contacto con el virus. Además, está en un ambiente cerrado, como el de las residencias, de tal forma que si alguien está infectado puede contagiar a más personas. Son lo que se llaman agregaciones profesionales, como ha ocurrido en las residencias, por lo que donde hubo más afectación fue en los entornos sanitario y socio sanitario. 

«En unos meses haremos otro estudio de seroprevalencia para ver cómo va el virus»

-¿Trabajaron los profesionales sin material suficiente al principio?

-Nosotros siempre tuvimos material, pero el problema es que esta enfermedad se está escribiendo y los protocolos han cambiado. Lo que cambió fue la experiencia, y con la mascarilla al final se nos fue diciendo que es un método de barrera, que ayuda, y sin embargo con la temperatura corporal ahora los técnicos dicen que no. El problema de tener una enfermedad nueva es que tenemos que estar pendientes, por eso se hacen cambios en los protocolos, porque evaluamos continuamente lo que hacemos.

-¿El Gobierno central discriminó a Galicia en el reparto de material?

-Nosotros en algún momento protestamos, era el momento inicial en el que había más problemas. No digo que hubiera intención pero no entendíamos la distribución. Por ejemplo, en el tema económico planteé que había que tener en cuenta que Galicia tiene una población mayor de 65 años muy importante, más sensible al virus, hablamos de esto y no nos hicieron caso. 

-¿Va a adelantarse este año la campaña de vacunación de la gripe para evitar que coincidan las dos epidemias?

-Llevamos adelantándola sobre el Estado siempre una o dos semanas, pero no puedes adelantarla meses porque la vacunación tiene que estar próxima a la llegada del virus. Hemos incrementado la compra de vacuna de la gripe un 20 % para esta temporada y tenemos algo que nos va a favorecer: las medidas de distancia física, la mascarilla, la higiene de manos y respiratoria nos van a ayudar porque no solo impiden la propagación del coronavirus, sino de todos los virus respiratorios.

-¿Qué perspectivas maneja la Consellería en cuanto a tratamientos y vacuna contra el covid-19?

-Todos los que tienen experiencia en investigación y producción de vacunas dicen que antes de un año imposible. En tratamientos se han ensayado diferentes vías, y creo que en los próximos meses podremos encontrar algunos más efectivos que otros. Nosotros vamos a sacar una línea de ayudas de investigación en covid para nuestros profesionales, que son los que han conocido los casos. 

 

Por qué Povisa prohíbe entrar al hospital con mascarilla de válvula

Ángel Paniagua
La mascarilla con válvula solo está permitida con indicación médica
La mascarilla con válvula solo está permitida con indicación médica

Estos elementos no impiden que una persona contagiada esparza el coronavirus

La protección es indispensable en los tiempos del coronavirus. Pero no toda protección es la correcta. El Hospital Povisa ha prohibido entrar a personas que lleven mascarillas con válvula. Ya tiene carteles que así lo indican. El elemento facial se ha convertido en una prenda indispensable, pero la válvula es una pieza que invalida la protección. Porque la finalidad de la mascarilla es que una persona que tenga el coronavirus no contagie a los demás. Sin embargo, la válvula permite que en la exhalación se emitan bacilos del virus y que, por lo tanto, se disperse.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Comentarios

Vázquez Almuiña: «Me preocupa mucho la apertura de la frontera con Portugal»