El coronavirus se llevó las hogueras de San Juan

El Concello no recibió petición alguna para prender el fuego, ni por parte de vecinos ni de particulares

Algún particular de Lugo se atrevió a encender su hoguera
Algún particular de Lugo se atrevió a encender su hoguera

Lugo

El coronavirus se llevó las hogueras de San Juan. Fue la noche más atípica, y aunque el cielo anocheció con una impresionante puesta de sol, fueron pocas las hogueras que se presenciaron en la ciudad y alrededores. Y quien sí se atrevió a prender el fuego no quiso identificarse ni salir en las fotos. San Juan siempre fue noche de instantáneas, de grupos de amigos y de mucha tradición, pero el covid-19 se llevó parte de la ilusión de la noite meiga. Hace un año habrían estado encantados de salir en el periódico.

En Lugo se vivió un anochecer espectacular durante la noche de San Juan
En Lugo se vivió un anochecer espectacular durante la noche de San Juan

Lo que sí hubo en la noche del 23 de junio fue terraceo. Zonas como A Milagrosa se llenaron de gente durante una noche calurosa y que incitaba a salir a la calle. También por el centro de la ciudad hubo movimiento de gente hasta altas horas de la noche.

El Concello no recibió peticiones

Las oficinas municipales no recibieron petición alguna de vecinos ni colectivos para hacer la fogata, pero desde el Concello aseguraron en días pasados que tampoco habrían sido posibles por una prohibición de la Xunta.

Desde el consistorio explicaban en la mañana de este 25 de marzo que la noche transcurrió sin incidencias y que se incrementó la vigilancia policial por la ciudad.

Los agentes levantaron algunas actas por quebrantamiento de horario, intervinieron en algunos domicilios por molestias y ruidos y se disolvió algún grupo de personas sin mascarilla. A otros, se les pidió que se protegieran también, al no guardar distancia de seguridad.

Galicia vive su San Xoán con menos chispa

NOELIA SILVOSA

Los espacios más emblemáticos de la fiesta permanecen cerrados y sin fuego, que queda para las celebraciones privadas

Galicia celebró su noche de San Xoán más descafeinada en una noche en la que, por encima de todo, impactó el cierre de los espacios más emblemáticos. La afluencia en las calles se redujo a la búsqueda de establecimientos de hostelería con sardinas y churrasco. Muchos de ellos optaron por sustituir las brasas por la plancha para trasladar la iniciativa al interior del local y evitar las aglomeraciones. Otros, incluso se decidieron a hacer sardinas para llevar. Apenas hubo hogueras en espacios públicos. Una de ellas, la de la quema de la plaza de Cantodarea, en Marín, con accesos controlados y la mascarilla como elemento imprescindible. La gran mayoría de las cacharelas se han prendido «a puerta cerrada», previa autorización de los concellos, ante la prohibición de hacerlas en espacios públicos. Todo para celebrar contra viento y marea un San Xoán en el que, por una vez, las llamas no fueron las grandes protagonistas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El coronavirus se llevó las hogueras de San Juan