Sanidade actualiza el plan de control ante posibles rebrotes

Pone a disposición de los visitantes de otras comunidades el teléfono 881 00 20 21 para que llamen ante el mínimo síntoma. Vuelven a descender los casos activos en Galicia

La distancia de seguridad, también en las playas, es clave para evitar los rebrotes
La distancia de seguridad, también en las playas, es clave para evitar los rebrotes

la voz

La Consellería de Sanidade de la Xunta de Galicia ha actualizado el plan de detección, control y vigilancia ante posibles brotes de covid-19 en Galicia, en el marco del que se incorpora la atención de visitantes de fuera de la Comunidad gallega a través del teléfono 881 00 20 21.

Así lo han explicado en rueda de prensa el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, y el gerente del Sergas, Antonio Fernández-Campa, en la que han estado acompañados por el director xeral de Asistencia Sanitaria, Jorge Aboal.

Almuiña explicó que el plan sido actualizado este lunes, jornada en la que se llevó a la reunión de la Comisión de gestión de la crisis sanitaria, con «nuevos aspectos» tras el fin del estado de alarma en toda España y ante la llegada de visitantes con la libre movilidad. El titular de Sanidade ha señalado que la epidemia «continúa en una fase de nivel muy bajo, con muy pocos casos». Pero ha incidido en que, ante posibles brotes, siguen «preparados» para abordar los nuevos casos mientras no haya vacuna o una «inmunización natural» de la población.

Almuiña ha insistido en las cifras «muy bajas» de covid que se registran en Galicia, pero ha puntualizado que no se pueden «despistar», por lo que ha incidido en la importancia de la «vigilancia y control». En este sentido, ha hecho hincapié en que la central de vigilancia de Galicia ya realizó, desde su puesta en marcha el 11 de mayo, «1.622 contactos» y ha realizado «más de 8.000 llamadas a los contactos para ver si presentaban síntomas de la enfermedad». Así, ha matizado que por cada positivo «se hace el seguimiento de 3,73 ciudadanos».

El conselleiro insistió en la necesidad de utilización de la mascarilla como norma general, tanto en espacios cerrados como abiertos, «posto que é difícil garantir a separación do metro e medio». También destacó la importancia de la higiene de manos y de la respiratoria, por lo que instó a poner el codo delante de la boca cuando se va a estornudar o de utilizar pañuelos desechables. Otro aspecto en el que incidió fue en la conveniencia de evitar grandes aglomeraciones. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Sanidade actualiza el plan de control ante posibles rebrotes