La tremenda bronca en directo entre Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban

C. Aldegunde REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

El presentador terminó abandonando «Sábado Deluxe» y la de San Blas llorando ¿El motivo? La crisis del coronavirus

21 jun 2020 . Actualizado a las 13:21 h.

La pasada noche tenía lugar el último Belenazo. Léase para los no instruidos en el mundo de Sálvame y Telecinco, una entrevista a Belén Esteban, generalmente en su vuelta a la televisión tras un período alejada de ella. Sea por tratarse de sus adicciones, o por la vuelta de sus vacaciones de verano. La de anoche era distinta, como todo en estos tiempos de pandemia. Y es que Belén Esteban regresaba a Sálvame tras más de tres meses confinada en su casa por su condición de diabética. La entrevista transcurría con normalidad, repasando por ejemplo que su marido había decidido abandonar el hogar familiar por temor a contagiarla, debido a su trabajo como conductor de ambulancias, y recordando la sección que protagonizó durante este tiempo en Sálvame, donde elaboraba distintas recetas y que grababa en su cocina con la ayuda de su hija.

Sábado Deluxe retransmitió en directo la llegada de Belén Esteban a los estudios de Mediaset. Vestida, maquillada y peinada en su casa, Belén Esteban se bajó con mascarilla del coche que la traía, en el que el chófer también la llevaba. Allí la esperaba una compañera del programa, para higienizar las manos y tomarle la temperatura. Todo con la música de fondo de Volver, interpretada por Estrella Morente.

Pero de repente todo se torció. Belén Esteban se metió en un terreno farragoso, de esos que se evitan sacar en la mesa en Nochebuena, para no terminar la noche como el rosario de la Aurora: la política. Pues imagínense ya la política en tiempos de coronavirus... Por todos es sabido la sinceridad de Belén Esteban y que en numerosas ocasiones se ha mostrado contraria al Gobierno de socialista, aunque también ha criticado a otros partidos cuando lo ha considerado necesario. «Ha habido una mala gestión», aseguraba. «El sistema sanitario lo ha pasado muy mal y el Gobierno no ha estado a la altura. No ha habido medios», aseguraba. «Que un sanitario tenga que pagar por unas pruebas me parece vergonzoso. No ha habido mascarillas, ni trajes, ni batas… Tengo una amiga en Andalucía que, después de veinte días con la misma bata, se la tuvo que romper para que le dieran otra», comentaba.