¿Por qué los concursantes de «MasterChef» llevan guantes?

Michael fue el expulsado de ayer después del juego sucio de Jose María y Andy, mientras que Iván repitió como el mejor de la prueba de exteriores

Michael, el último expulsado de «MasterChef»

Redacción / La Voz

MasterChef comenzó a emitir ayer los programas grabados después del confinamiento, ya que la crisis del coronavirus obligó a interrumpir el rodaje (al igual que tantos otros de series y programas) de esta edición del programa culinario. Aunque es cierto que en el caso de MasterChef no se sabía que los concursantes que quedaban a estas alturas del concurso, habían pasado juntos en la casa de MasterChef donde habitualmente conviven durante el programa las semanas más duras de la cuarentena. Iván, Michael, José María, Andy, Ana, Juana, Luna y Alberto pasaron las semanas del confinamiento lejos de sus familias. El concurso comenzó a emitirse apenas unas semanas antes de que pudiesen retomarse las grabaciones. 

MasterChef mostró en un vídeo cómo habían pasado esas semanas los ocho compañeros, que les sirvieron a algunos para adelgazar unos kilos, como en el caso de Juana, y a otros para limar asperezas, como Iván y Andy, e incluso Juana y Michael, que al verlo muy deprimido por no ver a su pareja, se volcó en apoyarlo. En total pasaron confinados 42 días.

Para amenizar este tiempo, tiraron de mucho humor, pero también dedicaron tiempo a estudiar y a prácticas técnicas culinarias. Juana logró perder cinco kilos siguiendo las recomendaciones de Iván que pasan por «desayunar poco, comer poco y cenar menos». El gallego, que es entrenador personal, también les organizó una tabla de ejercicios diaria con la que se mantuvieron en forma durante este tiempo. 

En los nuevos programas MasterChef ha tomado medidas especiales, tanto los concursantes como los jueces. La más llamativa es que ahora todos llevan guantes para cocinar. No solo eso, han aumentado las distancias de seguridad entre los miembros del jurado y entre los concursantes, con mesas más grandes y más amplias en la prueba de exterior, por ejemplo, que se celebró al aire libre en la finca de Samantha Vallejo-Nájera.  

En el programa de ayer se vivieron momento muy emotivos, como cuando pudieron ver a sus familiares, aunque sin abrazarlos ni acercarse a ellos. El marido de Juana, el de Michael, los hermanos de Luna y Ana, la madre de Alberto y las parejas de Iván, Andy y José María fueron a visitarlos después de 16 semanas sin poder hacerlo. Aunque estuvieron a dos metros de distancia. 

 La prueba comenzó con un cocinado a ciegas, en el que los familiares debían adivinar cual era el plato de su allegado, y votar por su favorito. Juana fue la mejor seguida de Andy. Pero aún así, los jueces dedicieron que Andy no fuese capitán, y que lo fuese Michael, que nunca lo había sido. 

Esto no les sentó nada biena ninguno de los dos, que boicotearon el cocinado de principio a fin, con el agravante de que José María estaba salvado por el pin de la inmunidad. Finalmente los cuatro terminaron en la prueba de eliminación, ya que aunque Juana no capitaneó como se esperaba, Iván cogió las riendas del cocinado y todo salió correctamente. Los jueces alabaron de nuevo al gallego que se convirtió en el mejor de la prueba de nuevo. 

La tensión siguió en las cocinas de MasterChef, con Andy y José María criticando a Michael. Iván le dio la ventaja a Ana, que eligió a su vez darle dos oportunidades de cocinado a Michael, viendo la injusticia que se había cometido. 

Pero ni así logró salvarse. José María, eso sí, no usó el pin de la inmunidad, y pasó uno de los momentos más complicados del programa. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

¿Por qué los concursantes de «MasterChef» llevan guantes?