Iván Rodríguez: «No queríamos arriesgarnos a que la familia no pudiera volar para la boda»

Iván Rodríguez y Marcela Orlando plantean el 24 de julio del 2021 como nueva fecha


Santiago / la voz

La planificación de un enlace matrimonial requiere tiempo y, sobre todo, tranquilidad para afrontar los múltiples detalles que rodean a un día que todos los novios quieren que sea perfecto. En medio de la organización, Iván Rodríguez y Marcela Orlando se vieron sorprendidos por una pandemia mundial, y decidieron dejar su boda para un momento mejor. A Iván la decisión de aplazamiento lo pilló también con el fin de su contrato laboral en una empresa de telecomunicaciones de Santiago, «y sin poder hacer dos entrevistas de trabajo que tenía justo para mediados de marzo. Aunque casi es seguro que a partir de septiembre me volverán a contratar, así que tengo unos meses para descansar y planificar».

El aplazamiento de la boda no tuvo que ver con el fin de contrato laboral, porque «era algo previsto, sino porque la familia de Marcela está en Argentina y su hermana en México. No queríamos arriesgarnos a que la familia no pudiera volar. Ese día no puede faltar su hermana. Para Marcela, como es lógico, es muy importante tener cerca a su hermana. También tenemos familia en Tenerife. Ese día queríamos a toda la familia y a los amigos con nosotros».

Marcela Orlando e Iván Rodríguez viven en O Milladoiro (Ames) y la previsión era que se dieran el «sí quiero» el próximo 8 de agosto, en una ceremonia civil en el Pazo da Peregrina, donde una amiga concejala se iba a encargar del enlace. Cuando aplazaron la boda, en abril, aún quedaba mucho margen, pero «la incertidumbre de qué pasaría en agosto, cuánta gente podría invitar y, sobre todo, el tema familiar nos llevó a ser cautos».

La fiesta iba a ser, y será, en la finca de A Rocha, «ya teníamos dada la fianza y también al fotógrafo de Fílmate, pero en los dos casos no hubo problema. No perdimos nada». La semana del 16 de marzo, Iván y Marcela habían empezado a elegir modelos de invitaciones, que «íbamos a encargar por Internet. Fue casualidad que no las tuviéramos hechas ya, pero en eso hubo suerte». También les sonrió el destino porque, «aunque había empezado a ver algo de ropa, todavía no estaba comprada. Empezamos a ver estas cosas en febrero y en los primeros días de marzo; así que hubo suerte que el covid-19 llegara en ese momento. Un poco más, y nos pilla con gastos hechos».

Los novios reconocen la «rabia que da, después de llamar y decirle a los amigos que había boda en agosto, volver a llamar para suspender todo. Pero, lo dicho, peor habría sido tenerlo todo comprado», apunta Iván Rodríguez.

La fecha de la boda estaba elegida en función de las posibilidades de viaje de la familia, y porque «nos gustaba mucho la combinación del 8 del 8, y caía en sábado, que era un día perfecto». Otras combinaciones con la coincidencia del día y el mes, y «que además fuera sábado para tener el domingo para recuperarse no hay; así que estamos dándole vueltas a otras opciones». Por ahora, la que tiene más posibilidades es el «24 de julio del año que viene, pero también tenemos otros dos días del mismo mes. Lo importante para fijar la fecha son los viajes de la familia». Aunque estaban preparando todo «con mucha ilusión, y tener que suspender es un fastidio, lo mejor es dejarlo para cuando podamos estar todos juntos». Iván tiene una familia grande, «y sin exagerar mucho seremos 100 o 120 personas, así que la idea de que en el restaurante solo pudiéramos estar cincuenta hacía imposible celebrar la boda». Si algo tenían claro la pareja es que podían prescindir de algún familiar menos próximo, pero «hermanos, padres y la gente más cercana no puede dejar de venir. No puedo decirles a los amigos que no vengan. La boda es nuestra, pero quieres tener a la gente que te importa cerca».

Una de las cosas que tenían en el aire era el viaje de novios, y uno de los posibles destinos era playa del Carmen en México, «precisamente donde vive la hermana de Marcela, pero eso ya se verá». Iván y Marcela tendrán ahora «mucho más tiempo» para planificar todos los detalles, y cambiar aquellos que no les convencían totalmente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Iván Rodríguez: «No queríamos arriesgarnos a que la familia no pudiera volar para la boda»