El confinamiento permitió avanzar en el rebacheo de las calles de Santiago

Las obras pendientes suponen 300.000 euros, pero solo quedan 187.000


santiago / la Voz

Cuando el decreto de estado de alarma obligó a encerrarse en casa, allá por el mes de marzo, las calles de la ciudad estaban sufriendo las consecuencias de un duro invierno, y los baches volvían a aflorar como viene siendo habitual desde hace años. Entre enero y febrero, la empresa de mantenimiento realizó 240 actuaciones en 193 calles de la ciudad y de barrios periféricos, y entre marzo y mayo se alcanzaron las 320 actuaciones en 282 rúas. El covid-19 no frenó los trabajos.

Javier Fernández, concejal de Obras, apunta que se precisaría de un presupuesto mucho mayor al disponible, y por ello «tengo que priorizar las calles que están en peor estado. Ojalá pudiera levantarlas todas y hacerlas nuevas, pero no es posible». De ahí que se optará por trabajar solamente sobre los espacios dañados de la calle para «estirar el presupuesto todo lo posible». Con el fin de garantizar la durabilidad de los arreglos, en verano «se volverá sobre las vías en las que se actúo en frío durante el invierno, y en las que se detectaron incidencias que nos hizo volver sobre ellas».

Durante el período de confinamiento, entre marzo y finales de mayo, los operarios tuvieron algunas jornadas de parón total, pero cuando volvieron a tomar las calles avanzaron en el rebacheo siguiendo unas estrictas medidas de seguridad. Entre marzo y mayo, los trabajos se extendieron por 89 calles, entre ellas, Frei Rosendo Salvado, República do Salvador, A Rosa, Santiago de Chile, Fernando III O Santo, Alfredo Brañas, República de Arxentina, Hórreo; así como San Roque, Virxe da Cerca, Santa Clara y Fonte de Santo Antonio. El edil reconoce que en algunas de estas vías se trabaja de forma reiterada, y considera que «lo ideal sería un arreglo integral como el que se hizo en la avenida de Bilbao, pero eso agotaría el dinero con pocas calles».

En los trabajos ejecutados entre enero y mayo se gastó gran parte del presupuesto disponible para el mantenimiento de vías públicas en el ámbito urbano correspondiente al 2020. Concretamente, 202.258 euros ya se han invertido en reparaciones, y ahora solo queda poco más de 183.000 euros para los rebacheos del resto del año. Fernández aclaró que del contrato de mantenimiento se destinaron algunos recursos a emergencias.

De acuerdo con las necesidades detectadas en la ciudad, el edil estima que serían necesarios otros 300.000 euros para actuar en todo lo que está pendiente, pero solo se destina el «0,7 % del presupuesto municipal al mantenimiento de calles urbanas», y, además, ante la situación actual «la prioridad son las necesidades básicas de las personas».

En Obras confían en que la venta de las parcelas municipales permita ingresar al Concello unos 675.000 euros, y destinar una parte de estos recursos a impulsar el mantenimiento y conservación de la red viaria municipal. Ahora, con la crisis del coronavirus, Javier Fernández cree que los recursos para su departamento serán menores por la emergencia social. Con el fin de aliviar la larga lista de calles en las que debería actuar el Concello, el edil optó por retirar aquellas en las que intervendrá la Xunta de Galicia al estar en el ámbito de los caminos. Ese es el caso de la rúa Clemente Francisco Sarela, en San Lázaro, que «está muy deteriorada».

202.258 €

Ejecutado

Hay 400.000 euros para rebacheo y otras emergencias.

183.000 €

Disponible

Para trabajos en las calles entre junio y enero del 2021.

300.000 €

Previsión

Recursos necesarios para las actuaciones pendientes.

Modificaciones en Concheiros por el inicio de una nueva fase de obras

 

 

Los trabajos de reurbanización en el cruce de Concheiros con la avenida de Lugo y Rodríguez de Viguri entran hoy en una nueva fase, lo que supone nuevas modificaciones de tráfico. Los cambios implican llevar a las glorietas los movimientos actuales del cruce, y variar los recorridos de los autobuses 6, 9, 13, C2, C4, C5, C6 y C11. Asimismo, se restringe el tráfico en Fonte de Concheiros, al eliminarse los giros del nudo de Concheiros, permitiéndose el acceso a Concheiros desde la avenida de Lugo solo en sentido descendente. En Fonte de Concheiros hacia el nudo se reserva para residentes y garajes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El confinamiento permitió avanzar en el rebacheo de las calles de Santiago