La crisis incrementa el interés por la subasta del antiguo parque móvil de O Porriño

edio centenar de personas acuden a las jornadas previas a la venta de 26 coches


O Porriño

Desde que comenzó el estado de alerta y con las fábricas y concesionarios cerrados durante casi dos meses, las ventas han sufrido caídas históricas y la situación no parece que vaya a remontara corto plazo. Sin embargo, la necesidad de disponer de coche, especialmente en zonas rurales es más que nunca una necesidad de primer orden, especialmente para los que ahora quieren rentabilizar sus huertas y segundas residencias, por lo que las ofertas de segunda mano llaman a los busca chollos. Medio centenar de personas han respondido a la subasta pública por la que el Concello de O Porriño saca a la venta su viejo parque móvil.

«La situación actual, por la crisis, creemos que ha incrementado el interés por estos vehículos», explica la concejala de Seguridad Ciudadana, Lourdes Moure. A tenor de la expectación surgida y con las reticencias propias, ya que hasta el 19 no se abrirán las plicas con las ofertas, la edila se atreve a aventurar que, posiblemente, consigan los 39.100 euros en los que se tasó todo el lote. «Es importante porque es un ingreso adicional para las arcas municipales que viene muy bien tras la operación de renting de los nuevos vehículos. Pero además es positivo que haya vehículos que puedan tener una nueva vida», señaló Lourdes Moure.

La tasación es el valor de partida de cada vehículo. A partir de ahí, los potenciales compradores han de formular sus ofertas a sobre cerrado, bien sea por un coche o por varios. Según explican fuentes municipales, para las jornadas de visitas en el multiusos de Torneiros, donde se guardan los coches, se inscribieron 50 personas. Fueron 19 para la del martes y hay 31 inscritas para hoy.

Contra todo pronóstico, el vehículo que más interés parece estar suscitando no es el Volvo 580 que el Concello de O Porriño adquirió en la época de José Manuel Barros como alcalde, sino una furgoneta Ford Transit. Este vehículo, que se empleaba en el servicio de Parques y Jardines, tiene 17 años de antigüedad, 326.000 kilómetros y un precio de salida de 2.300 euros. Se trata de una furgoneta con muchas posibilidades de servicio para quien necesite un segundo coche o un vehículo para transportes.

El único al que de momento no le han salido novias es al Volvo 580 matriculado en el año 2002, a la venta por un precio mínimo de 2.200 euros. Según las valoraciones de los que participan en esta subasta pública, «porque es un coche que gasta mucho combustible».

En el lote hay diferentes estilos y marcas, pero casi todos han rodado ya una media de 20 años. Hay diversas furgonetas C-15, Citröen Berlingo, Peugeot Partner con 23, 25 y 27 años de uso. También hay coches de la Policía Local como un Land Rover Freelander, un Nissan Almera o un Peugeot 607 de 2.900 centímetros cúbicos, matriculado hace 17 años que ya estaban fuera de uso. El vehículo que sale con un precio de partida más alto es un Ssangyong Action, valorado en 5.800 euros.

Todos ellos fueron retirados el 8 de octubre de 2019, fecha en la que se entregaron los 25 nuevos, comprados en régimen de renting. Son vehículos adaptados a las necesidades operativas del parque móvil del Concello, a disposición de los distintos departamentos y de la alcaldía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La crisis incrementa el interés por la subasta del antiguo parque móvil de O Porriño