Más calor en el Ártico que en Ourense ¿qué está pasando en la atmósfera?

Galicia recibe este jueves y viernes la visita de una borrasca que dejará un temporal de viento en la costa. La Aemet reconoce que al menos hasta el día 21 las temperaturas serán bajas para la época del año


La atmósfera ha puesto el tiempo justo al revés de lo que suele ser habitual. Las bajas temperaturas se registran en el sur de Europa y las altas en el extremo norte, en el Ártico. Aunque esta situación invertida no es ni mucho menos la primera vez que ocurre. Sin ir más lejos, el pasado verano el calor se concentró en Escandinavia mientras en Galicia el ambiente era bastante más fresco. Esta configuración es una consecuencia de la dinámica de la corriente en chorro, que al moverse cada vez con frecuencia de manera meridional está alterando el orden natural del reparto del aire cálido y frío. Como el jet stream circula generando grandes meandros, el aire caliente tiene ahora más oportunidades de llegar hasta zonas donde no era tan frecuente. Y esto es justo lo que está pasando estos días. El contraste es tan extremo que favorece que en las regiones del Círculo Polar Ártico las máximas sean mucho más elevadas que en ciudades como Ourense y Sevilla. El termómetro en el extremo norte está superando los 30 grados, una anomalía muy elevada para la región. Las altas temperaturas actuales se suman, en realidad, a las que se han estado registrando desde comienzos de año y que ha adelantado la temporada de deshielo. Los científicos se refieren a la situación actual como «insólita» y «terrorífica». 

Mientras tanto, la situación en el sur de Europa se comporta justo al contrario de lo que se esperaría a veinte días del comienzo de la estación estival debido a la irrupción de aire más frío que alimenta la formación de borrascas. Este jueves un sistema de bajas presiones se va a situar muy cerca de Galicia. El viento del noroeste soplará con fuerza, especialmente en el litoral de A Coruña, donde se ha activado un aviso de color amarillo por intensas rachas en la costa.

El viernes la inestabilidad irá en aumento. Las precipitaciones serán puntualmente fuertes y caerán acompañadas de granizo y aparato eléctrico. Las máximas estarán por debajo de los valores medios, alcanzado como mucho los 20 grados. El fin de semana las borrascas seguirán rondado cerca de la comunidad gallega, pero con una novedad importante. El viento soplará de componente sur, algo que favorecerá un ascenso térmico. Además, habrá más claros que nubes. A partir del lunes el mal tiempo vuele a la carga. La Agencia Estatal de Meteorología ha presentando su previsión para lo que resta de primavera y apunta a que lloverá por encima de la media y las temperaturas serán algo más bajas de lo normal. En cualquier caso esto no debe interpretarse como una señal de que será un mal verano. La atmósfera no tiene memoria. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Más calor en el Ártico que en Ourense ¿qué está pasando en la atmósfera?