Una potente borrasca procedente de Islandia cambiará radicalmente el tiempo

Entre el jueves y el viernes se va a situar practicamente encima de la costa gallega. Se esperan vientos intensos y un descenso acusado de las temperaturas


Redacción / La Voz

A partir del jueves se interrumpe temporalmente la influencia del anticiclón de las Azores, responsable del tiempo seco y caluroso de las últimas semanas. La presencia constante de las altas presiones y la irrupción en varias ocasiones de aire cálido procedente del norte de África provocó que el pasado mes de mayo fuese el más cálido de la serie histórica en toda España, aunque especialmente en Galicia. La temperatura media presentó una anomalía positiva superior a los tres grados.

Sin embargo, el anticiclón está ahora de retirada y su lugar lo va a ocupar una borrasca. El sistema de bajas presiones que va a afectar a Galicia llega directamente desde Islandia y durante su descenso hacia el sur de Europa arrastra aire frío con ella. Por ello no solo está previsto que llueva sino también que desciendan de forma significativa las temperaturas, sobre todo los valores máximos. Además, durante el recorrido que separa a Islandia de Galicia, la borrasca va a perder presión de manera intensa, algo que suele ser más habitual durante el invierno y no tanto en el mes de junio. 

El jueves la borrasca se va a situar al sur de la Bretaña francesa. No es la típica posición que suele ocupar. Lo habitual de los sistemas de bajas presiones que riegan la comunidad es que se posicionen al oeste de Irlanda, desde donde sus frentes penetran con vientos del suroeste y descargan con más intensidad en las Rías Baixas. En esta ocasión los vientos asociados al ciclón extratropical serán del noroeste. El primer frente cruzará Galicia de oeste a este, dejando precipitaciones más intensas en la costa coruñesa.

El viernes la borrasca se va a aproximar un poco más, hasta posicionarse prácticamente encima de la costa norte gallega. Volverá a ser una jornada pasada por agua de manera generalizada y el viento de componente norte soplará con más fuerza. Habrá, además, un nuevo descenso térmico generalizado, hasta dejar el termómetro por debajo de los registros habituales en esta época del año.

El fin de semana la borrasca se moverá y el viento cambiará de noroeste a suroeste. Esto permitirá que asciendan las temperaturas, pero se mantendrá la humedad y algunas lluvias en las provincias atlánticas. La circulación del nordés, que se encarga de generar el tiempo soleado en Galicia no regresará hasta mediados de la semana que viene y su influencia parece que vendrá cargada da matices.Todo esto porque el anticiclón va a dar un paso atrás importante. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Una potente borrasca procedente de Islandia cambiará radicalmente el tiempo