La Xunta recupera competencias, pero el Gobierno se reserva el derecho al veto

Galicia, País Vasco, Andalucía, Aragón y Canarias permiten desde el lunes la libre circulación entre sus provincias


Redacción / La Voz

El pase de Galicia y de otras once comunidades autónomas a la fase 3 implicará el fin del mando único en esos territorios, por lo que la autoridad competente en la gestión de la pandemia volverá a ser, a partir de este lunes, el mandatario autonómico; en el caso de Galicia, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo. Pero eso no quiere decir que la Administración autonómica recupere todas las competencias que ostentaba antes de la pandemia. Por una parte, el Ejecutivo central se reserva el control de la movilidad entre autonomías; y por otra, el ministro de Sanidad seguirá siendo la autoridad competente para tomar decisiones restrictivas en caso de rebrote. Pero además, el Consejo de Ministros se reunirá el martes para decidir las medidas que se van a seguir aplicando después del 21 de junio, cuando se levante definitivamente el estado de alarma, y los gobiernos autonómicos deberán respetarlas. Por eso, la Xunta prefiere ser cauta y no adelantar decisiones que pueda tomar a partir del lunes sin conocer, de antemano, las que Moncloa dispondrá el martes.

El BOE recogía este sábado el nuevo estado de cogobernabilidad que una prórroga del estado de alarma más laxa que las anteriores otorga a los territorios que entren en la fase 3: «Durante el período de vigencia de esta prórroga, las autoridades competentes delegadas para el ejercicio de las funciones (...) serán el ministro de Sanidad, bajo la superior dirección del presidente del Gobierno (...) y quien ostente la presidencia de la comunidad autónoma». Sin embargo, el mismo decreto subraya que el ministro de Sanidad sigue siendo la «autoridad competente delegada» tanto para autorizar la progresión de las fases como para su regresión, en caso de ser necesario.

Las comunidades autónomas en fase 3 podrán, además, adelantar el fin del estado de alarma, puesto que ellas serán las que decidan «la superación de la fase 3 en las diferentes provincias, islas o unidades territoriales de su comunidad y, por tanto, su entrada en la "nueva normalidad"», añade el BOE. Pero no será una decisión unilateral de los gobiernos autonómicos porque, como recoge también el decreto, se hará «con arreglo a criterios sanitarios y epidemiológicos» y esos criterios los decidirá y los aprobará el Gobierno central el martes. Esas medidas, que entrarán en vigor a partir del 21 de junio, seguirán vigentes, con toda probabilidad, durante muchos meses. En principio, hasta que no haya una vacuna que permita dar por finalizada la pandemia.

En caso de rebrote

Posiblemente, una de esas medidas la adelantará este domingo Pedro Sánchez en su reunión con los presidentes de las comunidades autónomas. Es la que tiene que ver con la recuperación de las competencias, por parte del Gobierno central, en caso de rebrotes. Otras disposiciones fueron trascendiendo en las últimas horas, como la necesidad de disponer en un plazo de máximo de cinco días de entre 1,5 y 2 camas de cuidados intensivos y de entre 37 y 40 camas para enfermos agudos por cada 10.000 habitantes. O la obligatoriedad de seguir llevando mascarilla y de multar con cien euros a quien no la use, o la de realizar pruebas PCR, cuanto antes, a cualquier sospechoso de contagio.

Además de estas medidas obligatorias en el ámbito sanitario, el Gobierno fijará también otras que tienen que ver con el ámbito social y laboral. Como las previstas en los lugares de trabajo ahora que las plantillas regresan, progresivamente, a sus puestos físicos. En ellos se deberán garantizar los dos metros de seguridad entre trabajadores y los turnos de operarios que eviten aglomeraciones. O las que tienen que ver con las residencias de mayores, que deberán presentar un plan específico de contingencia por covid-19 «orientado a la identificación precoz de posibles casos entre residentes y trabajadores y sus contactos». En los transportes marítimos y terrestres se deberá regular el número de plazas, y los que operan con reserva de asiento deberán conservar la información de contacto de los pasajeros al menos un mes.

Los presidentes autonómicos esperan que el Gobierno les aclare sus competencias y sus responsabilidades en la fase 3, sobre todo, porque de algunas medidas aprobadas a última hora, como la apertura de las discotecas, el aforo de los medios de transporte o el regreso de los toros, ni siquiera se les había informado.

Cinco comunidades recuperarán el tráfico interprovincial

Cinco comunidades autónomas avanzaron que permitirán el movimiento dentro de sus territorios sin tener en cuenta las divisiones provinciales, una restricción que el Gobierno levanta con la entrada en la fase 3. Son Galicia, País Vasco, Aragón, Andalucía y Canarias. También Castilla- La Mancha autorizará los movimientos entre las provincias de Cuenca y Guadalajara, ya que las dos entrarán mañana en esa fase.

La movilidad total dentro del territorio gallego fue una de las demandas iniciales y en las que más insistió el presidente de la Xunta de Galicia, y también una de las que dieron lugar a más reticencias por parte del Gobierno central. Pero por fin, se aprobó. A partir de este lunes los gallegos podrán circular libremente por todo el territorio de la comunidad autónoma, de Carballo a Ribadeo y de Ferrol a Verín, sin tener en cuenta las fronteras provinciales que hasta ahora regían las restricciones del estado de alarma.

Así lo recogía este sábado el BOE, atendiendo a una de las peticiones hechas por el conselleiro de Sanidade, Vázquez Almuíña, que pidió al Gobierno central que esa competencia, que el ministro Salvador Illa había avanzado verbalmente, quedase recogida en el documento. El decreto que regula la fase 3 dice que «las personas podrán desplazarse por el territorio de la provincia, isla o unidad territorial que se determine a los efectos del proceso de desescalada», y en el anexo figura, como unidad territorial, la comunidad autónoma de Galicia, y no cada una de sus provincias.

El País Vasco reabrirá las guarderías pero retrasa la apertura de las discotecas

El Gobierno Vasco permitirá desde el lunes, cuando Euskadi pase a la fase 3 de la desescalada, la movilidad sin limitación alguna dentro de su territorio y mantendrá la franja horaria prioritaria reservada a personas mayores y vulnerables para el desarrollo de actividad física. Con la recuperación de las competencias por parte de la comunidad autónoma, los ciudadanos podrán volver a desplazarse libremente entre los territorios de Vizcaya, Álava y Guipúzcoa, pero no así entre provincias limítrofes de comunidades autónomas diferentes, como había solicitado el Gobierno vasco, ya que a día de hoy no se dispone de autorización para ello.

El gobierno autonómico autorizará la apertura de guarderías y escuelas infantiles para niños de cero a tres años, con límite de aforo del 60 % de la capacidad habitual. Sin embargo, discotecas y bares nocturnos permanecerán cerrados, en una medida más restrictiva que en el resto del Estado que también se plantea Extremadura, que no prevé retomar el ocio nocturno hasta el 15 de junio.

Por su parte, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, espera que el Gobierno de España permita adelantar al 15 de junio la libre circulación entre dicha comunidad y el País Vasco.

Barbón dice que ni Cantabria ni Galicia pidieron la movilidad con Asturias

El presidente del Principado de Asturias, el socialista Adrián Barbón, no descarta plantear en la fase 3 la movilidad entre comunidades limítrofes, pero asegura que, de momento, ni Galicia ni Cantabria le propusieron formalmente esa posibilidad. El mandatario asturiano es partidario de agotar los quince días estipulados para la fase 3, y aunque mañana recupera las competencias para tomar decisiones al respecto, cree que «cuando uno articula un plan, lo razonable y responsable es cumplirlo hasta el final; sería imprudente alterar el desarrollo a mitad del camino», dijo en rueda de prensa.

El Gobierno permite finalmente a las discotecas y a los bares nocturnos abrir desde el lunes, aunque a un tercio del aforo y sin baile

La Voz
Imagen de una discoteca vacía
Imagen de una discoteca vacía

El BOE publica los detalles de la última etapa de la desescalada, a la que Galicia accede el 8 de junio. Autobuses y trenes podrán ocupar todos sus asientos desde el lunes en toda España

Tras el jarro de agua fría que supuso para el sector del ocio nocturno la publicación del BOE del 30 de mayo que regulaba la fase 3 de la desescalada y en el que se rectificaba la intención inicial del Gobierno de dejar que los locales de copas y las discotecas reabrieran el 8 de junio, finalmente, y tras un nuevo cambio, este sábado se ha conocido que sí podrán retomar su actividad desde el lunes por la noche. Una nueva normativa publicada esta mañana en el Boletín Oficial del Estado, que modifica diversas órdenes con el fin de flexibilizar restricciones de ámbito nacional, ya permite a discotecas y bares de ocio nocturno reabrir el lunes en aquellas comunidades que accedan a la fase 3. Eso sí, siempre que no se supere un tercio de su aforo y sin que se permita bailar. La normativa detalla que «cuando existiera en el local un espacio destinado a pista de baile o similar, el mismo podrá ser utilizado para instalar mesas o agrupaciones de mesas, no pudiendo dedicarse dicho espacio a su uso habitual».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La Xunta recupera competencias, pero el Gobierno se reserva el derecho al veto