Illa, sobre los viajes desde la meseta a territorio gallego: «Habrá que analizarlo y tomar medidas»

El ministro recordó que no existe ninguna disposición que haya permitido incrementar los movimientos entre comunidades


Madrid / la voz

El Gobierno se muestra incapaz de ofrecer una respuesta ante la denuncia de vecinos y alcaldes de localidades costeras gallegas que en los últimos días han observado una sustancial afluencia de visitantes foráneos. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, recordó este viernes que no existe «ninguna disposición que haya permitido incrementar la movilidad» respecto a los que estaban ya contemplados con la aprobación del primer decreto del estado de alarma, en el que se tipifican las únicas excepciones por las que se permite la movilidad interprovincial, entre las que se encuentran los motivos laborales, médicos, asistenciales o de fuerza mayor. «Habrá que analizarlo y tomar las medidas oportunas de todo tipo que correspondan», contestó a una pregunta formulada ayer por La Voz de Galicia en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Según datos aportados por el Ministerio de Transportes, los desplazamientos desde Madrid a Galicia en los últimos días se han incrementado un 25%.

El diputado del BNG Néstor Rego llevó este asunto al Parlamento, especialmente cuando multitud de gallegos que no pueden «cruzar un puente» para ver a sus familiares en el pueblo de al lado. Sánchez se comprometió a preguntar a Marlaska. «Lo veré, hablaré con el ministro del Interior para ver si está ocurriendo o no. Voy a enterarme exactamente de esos flujos».

Por su parte, Feijoo refirió quejas de los alcaldes gallegos sobre la llegada de personas no residentes desde otras provincias, sobre todo en los de las rías de Vigo y Pontevedra. «É grave, e unha inxustiza», valoró, por cuanto los gallegos no pueden realizar esos movimientos en su propia comunidad y por el hecho de que algunas de esas personas procedan de territorios con situaciones epidemiológicas peores, por lo que pidió al Gobierno que «non mire para outro lado».

«Los madrileños parecemos la peste negra», dice una veraneante habitual en Laxe

M. C. C.
Concellos gallegos como el de O Grove se han mostrado preocupados por la llegada de foráneos
Concellos gallegos como el de O Grove se han mostrado preocupados por la llegada de foráneos

Residentes en la capital de España se quejan de que se les culpa generalizadamente de incumplir las restricciones de movilidad

El sentimiento es común. Mucho apego a una tierra que es su segunda casa y una sensación compartida de cierta discriminación. María José Domínguez y Mario Díaz son dos buenos ejemplos. Viven en Madrid y Leganés, con familiares en Galicia, el primero, y la segunda visitando Laxe en los últimos 20 años. Pero ninguno de ellos se ha saltado las restricciones de movilidad, aunque no ponen en duda de que pueda estar sucediendo.

«Los madrileños parece que somos la peste negra», señala desde su casa en la capital Domínguez, quien apenas ha salido tres días de casa desde que se han relajado las medidas de confinamiento y, asegura, no le resultó «agradable». En una conversación telefónica comenta que no sabe de ningún caso entre sus conocidos que se hayan desplazado a otra comunidad, aunque casi todos tienen vínculos con otras regiones que frecuentan. «Nos llaman madrileños a todos. Yo no dudo de que la gente se esté moviendo irresponsablemente, pero seguro que no son todos de Madrid. Nos echan la culpa de todo, y eso es inapropiado», se lamenta.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
32 votos
Comentarios

Illa, sobre los viajes desde la meseta a territorio gallego: «Habrá que analizarlo y tomar medidas»