Alejandro Evangelista: «Arrimamos el hombro y la tripulación cargó el material en el Boeing 767»

Rosa Paíno
Rosa Paíno REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

Alejandro Evangelista, en la cabina del avión con destino Shanghái
Alejandro Evangelista, en la cabina del avión con destino Shanghái

Este coruñés, nieto de la poetisa Luz Pozo, se encarga de traer toneladas de mascarillas desde Shanghái a España

07 jun 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Islandia, Shanghái, Múnich. Después de 32 horas de travesía, contando cinco en tierra cargando 32 toneladas de mascarillas, Alejandro Evangelista Vázquez y la tripulación de Icelandair se sienten satisfechos de hacer algo útil. «Me pareció una buen oportunidad para ayudar de alguna manera, aunque esté haciendo mi trabajo». «Incluso nos sorprendimos de que al llegar a Múnich pensábamos que íbamos a estar más cansados. Al contrario estábamos muy animados, había muy buen rollo entre nosotros. Y el lunes que viene otra vez».

Alejandro lleva cuatro años como piloto de la aerolínea bandera de Islandia, Icelandair. Aunque nació hace 36 años en A Coruña, para sus compañeros es Alex el Irlandés. A los seis años cuando llegó con su madre Mónica a Irlanda, «les constaba pronunciar Alejandro, así que me quedé en Alex» y «cómo con mis compañeros islandeses habló en inglés, soy el Irlandés».

Nieto de la poetisa recientemente fallecida Luz Pozo Garza — «me duele no haberme podido despedir de ella», lamenta— le tira la tierra y siempre que puede se pasa por Galicia. «Tengo familia en A Coruña, pero la materna es de la Mariña lucense. «Justo estaba de vacaciones a principio de marzo, cuando tuve que acortarlas». Comenzó entonces una etapa inédita en sus doce años como piloto.