La falta de instrucciones sobre su organización deja en el aire los campamentos de verano

Raxoi espera directrices de la Xunta y aspira a encauzar con las AMPA las actividades de conciliación en colegios


santiago / la voz

¿Habrá actividades municipales de conciliación o campamentos de verano este año? Es la pregunta que se hacen estos días muchos padres que precisan recurrir a las fórmulas habituales de conciliación cuando concluyen los cursos académicos o que, simplemente, buscan alternativas de ocio veraniego para sus hijos. Pero el Ayuntamiento todavía no tiene respuesta. No es que no esté trabajando para articular una oferta que pueda satisfacer ese interés, sino que la falta de directrices sobre aforos y formatos mantiene cualquier iniciativa en la incubadora.

«Todo está no aire», afirma la concejala de Educación, Noa Díaz. Si bien el Gobierno central sacó alguna directriz sobre el número de participantes por monitor (9 a 1), nada dice sobre edades, por lo que están esperando instrucciones de la Xunta que permitan concretar esas cuestiones, y sobre espacios, para cerrar programas. «Estamos todos expectantes», añade la edila al recordar que en A Coruña preveían ratios de 15 y ahora tendrán que cambiarlas. «E suponse que iso influirá no prezo».

Sin convocatoria pública

El Ayuntamiento quiere mantener los habituales campamentos de verano en el interior gallego y en la costa, así como la oferta de los centros socioculturales en la ciudad para esa temporada. «E estamos vendo tamén coa área de Deportes, para facer algo, pero non sabemos en que condicións poderá ser, e todo depende moito desas condicións». «Non nos esquecemos» de esa demanda, «e estamos agardando», dice Díaz mientras busca vías para mantener la oferta de conciliación que se ofrece tradicionalmente a través de actividades en un par de colegios, y con servicio de comedor para quien lo requiera. Al Ayuntamiento por sí mismo le resulta ya imposible, por razón de plazos. No dispone del tiempo preciso para hacer una convocatoria pública.

El departamento de Contratación paró la iniciativa por la incertidumbre con las ratios. El Concello no se resigna, sin embargo, y ha planteado a las asociaciones de madres y padres (AMPA) que podrían asumirlas ellas con su colaboración expresa. Pero aunque acepten, todo seguiría en el aire sin instrucciones precisas. La incertidumbre sobre las limitaciones con las que tendrían que operar estas es la misma que le impide a Raxoi poder asegurar ahora mismo los demás programas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La falta de instrucciones sobre su organización deja en el aire los campamentos de verano