El análisis de aguas residuales detectó el coronavirus en varias comunidades antes de que se declarasen casos

Un estudio del Instituto Carlos III confirma que puede ser una herramienta de alerta temprana para detectar focos epidémicos de forma precoz, ya que en tres zonas de Murcia se identificaron muestras del virus 16 días antes de los primeros contagios

La vieja depuradora de Lugo en estado de abandono y desvalijada
La vieja depuradora de Lugo en estado de abandono y desvalijada

Son un indicador de la circulación del virus entre la población y el objetivo es que las aguas residuales sirvan para detectarlo y ayudar en el control epidemiológico de la pandemia ante posibles rebrotes. El material genético del SARS-CoV-2, responsable de la enfermedad de covid-19, está presente en las heces de los pacientes con COVID-19 y puede ser excretado durante largos períodos de tiempo.

Por eso, la capacidad de vigilancia de las deposiciones que se vierten a la red general para detectar casos leves o asintomáticos es una de sus principales ventajas y puede ser una herramienta de alerta temprana para identificar de forma precoz la presencia del SARS-CoV-2 tanto en el momento actual como en posibles segundas oleadas de la infección.

Detección precoz

«Con este tipo de vigilancia se pudo confirmar que el nuevo coronavirus circulaba en diferentes comunidades antes de la declaración de casos por parte de las autoridades sanitarias: en tres municipios de Murcia, el ARN viral aparecía en las aguas residuales hasta 16 días antes de confirmarse el primer contagio y, de manera similar, en los Países Bajos se detectó el virus en agua residual de la EDAR de Amersfoort, cerca de Utrecht, semanas antes de que se confirmase el primer caso en dicha localidad», apunta el informe que acaba de presentar el Instituto de Salud Carlos III. 

En España hay dos estudios del grupo de investigación del Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (IATA) del CSIC que analizaron muestras de aguas residuales recogidas entre febrero y abril procedentes de diferentes EDAR (estación depuradora de agua residual) metropolitanas de Valencia y Murcia pudiendo detectar RNA de SARS-CoV-2 en más de un 80 % de ellas (36,37). Lo más interesante es que, al igual que en los estudios de Países bajos, Italia o Francia, las muestras ya eran positivas días antes de que llegase el pico epidémico, cuando el número de casos clínicos confirmados era bajo.

La UDC y la depuradora de A Coruña también están rastreando la presencia del virus en los lodos en una serie de iniciativas que también ejecutan desde la Universidad de Barcelona o el Centro Nacional de Microbiología (CNM).

Antecedentes: sistema de control para otros virus

La vigilancia medioambiental utilizando muestras de aguas residuales ya se realiza desde hace tiempo para la monitorización de la posible circulación de poliovirus en la población. En el Centro Nacional de Microbiología (CNM), en concreto en el laboratorio de Enterovirus que actúa como Laboratorio Nacional de Polio acreditado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se realiza la vigilancia medioambiental para poliovirus y otros enterovirus desde 1999, gracias a un convenio con el Canal de Isabel II, que gestiona las aguas en la Comunidad de Madrid.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El análisis de aguas residuales detectó el coronavirus en varias comunidades antes de que se declarasen casos