Pedro Sánchez, sobre la llegada masiva de foráneos a Galicia: «Hablaré con el ministro para ver si está ocurriendo»

«Es indignante que se permita la movilidad irregular», cree Rego


Madrid / La Voz

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se comprometió a consultar al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, sobre la denuncia presentada este miércoles en el Congreso por el diputado del BNG, Néstor Rego, que dio voz a las quejas de muchos alcaldes que apuntan a la llegada masiva de gente de procedente de otras provincias en pleno estado de alarma. «Lo veré, hablaré con el ministro del Interior para ver si eso está ocurriendo o no», respondió Sánchez. «Voy a enterarme exactamente de esos flujos de movilidad», apuntó el jefe del Ejecutivo inmediatamente después de hacer una llamada a la prudencia en este último tramo del plan de desescalada.

El diputado gallego empleó su intervención en el debate sobre la prórroga del estado de alarma para acusar al Gobierno central de una doble inacción. En primer lugar, por esa «presencia masiva» de foráneos en villas de toda la costa gallega denunciada en los últimos días por «alcaldes y alcaldesas» desde A Guarda a Ribadeo, señalando que muchos de estos visitantes proceden «mayoritariamente» de territorios en fase 1, por la falta de controles policiales. A este respecto, el delegado del Gobierno de Pedro Sánchez en Galicia, Javier Losada, aseguró anteayer que no le constaba tal cosa.

Es «indignante que los gallegos no puedan visitar a sus familiares en otras provincias, aunque solo sea cruzar un puente, y sin embargo se permita la movilidad irregular cuando puede presentar un riesgo sanitario», denunció Rego, recordando que su formación pidió hace dos semanas la libre movilidad en el territorio gallego, al avanzar las cuatro provincias en el proceso de desescalada.

En segundo lugar, Rego también acusó al Gobierno de quedarse de brazos cruzados ante el anuncio del cierre de Alcoa. Desde la tribuna de oradores y con una foto en cada mano de las protestas de esta semana de los trabajadores de la Alúmina, manifestó: «Estos no son los ricos de Núñez de Balboa, son los trabajadores de mi país luchando por sus derechos. Espero que los tenga en cuenta», advirtió el nacionalista, que una vez más, volvería a abstenerse. El cierre dejará «en la calle a 800 trabajadores; inexplicablemente, el Gobierno aún no se ha movido», lamentó, y demandó la «nacionalización» de la fábrica «si es necesario».

Sánchez garantizó que Moncloa reclamará «responsabilidad» a una empresa que «ha recibido 38 millones a cambio de mantener empleos y que nos ofrece este escenario insatisfactorio». El jefe del Ejecutivo mostró su intención de llegar a «un acuerdo con la Xunta».

Rego no compartió unas palabras de Sánchez en las que reivindicó la bandera española como punto de encuentro: «La mía es otra, la de mi país es blanca, azul, para muchos otros también roja».

Ausencia de controles en la frontera entre Galicia y Castilla y León

Óscar Cela / Miguel Villar / M. G. / R. N. / O. S.
;
Escaso tráfico y menos controles en la frontera entre Ourense y Zamora Autovía

Dos equipos de La Voz recorren las principales vías de entrada a la comunidad. Por la A-52, y a lo largo de 175 kilómetros, solo se encontró un control.  Por la A-6, ninguno

No había esta mañana de jueves demasiada tensión en el control de movimientos de vehículos en la frontera de Galicia con Castilla y León, una autonomía que además lleva (salvo el área sanitaria de El Bierzo) un retraso en el proceso de desescalada de una fase con respecto al territorio gallego. La preocupación, por el contrario, va desde hace días en aumento en algunas de las villas costeras de Galicia que en época estival multiplican su población con la llegada de veraneantes, muchos de ellos de fuera de la comunidad. Ponían voz inicialmente a este temor alcaldes de localidades de la Rías Baixas y la Mariña lucense, pero también de la Rías Altas. Se hacían eco de quejas y denuncias vecinales que advertían del aumento de la presencia foránea cuando aún está vigente el estado de alarma. Advertían de llegadas anómalas de personas que procedían de otras zonas de España, especialmente de Madrid, con la desconfianza que genera la aún grave situación de la epidemia en la capital de España y su entorno inmediato.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
36 votos
Comentarios

Pedro Sánchez, sobre la llegada masiva de foráneos a Galicia: «Hablaré con el ministro para ver si está ocurriendo»