El pleno de Viveiro guarda las distancias por el virus

El presupuesto «de emerxencia» y varios asuntos económicos, en la primera sesión desde el 10 de marzo


viveiro / la voz

Más por la pandemia que por las diferencias políticas, los concejales de Viveiro guardaron las distancias en el pleno que comenzaba a las ocho y media de este martes. Con las mesas de los ediles y de la presidencia ocupando unos dos tercios del salón, se redujo considerablemente el aforo público, con unas veinte sillas. Por eso el gobierno local grabó en vídeo la primera sesión presencial desde el 10 de marzo. Maratoniana, incluía diecinueve asuntos en el orden del día, casi todos económicos.

Sobresalía el presupuesto «de emerxencia» para este año, pactado por el gobierno socialista de María Loureiro y los dos ediles de Por Viveiro. Asciende a 14,19 millones de euros, de los cuales 0,5 se dedican directamente al plan de reactivación ante la crisis, 6,17 a gastos corrientes en bienes y servicios, 6,15 a los salarios de la plantilla y 0,12 a inversiones reales. Jesús Fernández Fernández, primer teniente de alcalde y edil de Facenda, también defendió el plan económico-financiero para este ejercicio y el próximo, además de presentar la liquidación del presupuesto de 2019 y proponer el pago de facturas pendientes de ese ejercicio. La regidora pidió apoyo para las plantillas de Alcoa San Cibrao y de las empresas auxiliares.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El pleno de Viveiro guarda las distancias por el virus