Las redes sociales se funden en negro para luchar contra el racismo

Inditex lleva a negro todas sus cuentas oficiales en Instagram como gesto de apoyo a las protestas por la muerte del afroamericano ahogado por un policía blanco. Multinacionales y rostros conocidos se unen para terminar con la discriminación social


Lejos de calmarse la situación en Estados Unidos tras la muerte del afroamericano George Floyd, ahogado por un policía blanco en Minneapolis, la movilizaciones contra el racismo en el país norteamericano no paran de crecer. Unas protestas a las que se están sumando famosos y numerosas empresas.

Si el fin de semana pasado Nike y Adidas, máximos rivales en el sector de la moda deportiva, se unían a través de las redes sociales para enviar un mensaje contra esta lacra, este lunes se sumaba Inditex. La multinacional gallega ha llevado a negro todas sus cuentas oficiales de las distintas marcas de Amancio Ortega con tres publicaciones. En la imagen del medio se puede leer «We stand for equality» («Defendemos la igualdad»).

View this post on Instagram

We stand for equality

A post shared by ZARA Official (@zara) on

El gigante de la moda vuelve a dar ejemplo de solidaridad, después de sus muestras en la lucha contra el covid-19. Ahora se suma a la petición del cese de la discriminación racial en Estados Unidos en favor de la igualdad.

View this post on Instagram

We stand for equality

A post shared by Pull&Bear (@pullandbear) on

No se trata de la primera vez que Inditex hace uso de sus redes sociales para concienciar a sus usuarios, ya en el inicio de la pandemia modificó el logo de zara, separando sus letras, para pedir a la población que respetase la distancia de seguridad.

A lo largo del día de este martes, miles de usuarios unen fuerzas en las redes sociales para condenar el racismo. Pero también grandes corporaciones y multinacionales de distintos sectores se han fundido en negro para mostrar su pesar por esta situación. Dentro del ámbito textil, Mango se añade a Inditex en signo de repulsa por este acto violento diciendo «Tenemos que estar juntos en la lucha contra el racismo».

El gigante Disney es uno de estos ejemplos. Con el mensaje: «Estamos contra el racismo, estamos por la inclusión. Estamos con nuestros compañeros: empleados negros, guionistas, creadores y la comunidad negra al completo. Debemos estar unidos y hablar», se han posicionado en Instagram del lado de la igualdad.

Netflix ha sido muy claro con sus declaraciones, que ha dejado patentes en un mensaje que ha publicado también en una fotografía de Instagram: «Estar en silencio es ser cómplice», dice en la primera frase, para continuar: «Las vidas negras importan».

Shonda Rhimes, una de las más férreas defensoras de la igualdad racial en el star system estadounidense, también ha querido transmitir su condena. La creadora de series como Anatomía de Grey o Scandal, que siempre apuesta en firme por incorporar actores negros para los papeles protagonistas, cambió el fondo negro por el blanco; pero el mensaje fue, igualmente, inequívoco: «Las injusticias que han soportado los negros no deben ser ignoradas. El crecimiento deriva de conocer los errores de la historia, aprendiendo de ellos para cambiar el futuro».

Otros grandes rostros del panorama social norteamericano han querido, también, hacer oír su voz. Jamie Foxx, lejos de bastarle con una imagen en las redes sociales, ha protestado de rodillas en San Franciso junto a cientos de ciudadanos. Tiger Woods, por su parte, denuncia que la «impactamente tragedia» de George Floyd «claramente ha cruzado la línea». Un gesto que también ha marcado esta tragedia es el que ha tenido el boxeador Floyd Mayweather, que se encargará de pagar el funeral de George Floyd.

El actor Jamie Foxx, en una protesta masiva en San Francisco
El actor Jamie Foxx, en una protesta masiva en San Francisco

En España infinidad de rostros populares se han sumado a esta causa. La presentadora Cristina Pedroche  también es parte del #BlackoutTuesday, igual que la actriz Inma Cuesta o el actor Mario Casas

View this post on Instagram

#blackouttuesday

A post shared by Mario Casas (@mario_houses) on

Gases lacrimógenos y balas de goma para que Trump pudiera hacerse «una foto»

La Voz
;
Gases lacrimógenos y balas de goma para que Trump pudiera hacerse «una foto» La Guardia Nacional y la policía ha empleado su fuerza para disolver una manifestación pacífica a escasos metros de la Casa Blanca

Polémica en Estados Unidos tras ser dispersada una protesta para que el presidente pudiera posar con una biblia. El incidente, producido en Washington, ha aumentado la controversia sobre su rol en la actual ola de protestas por racismo

Donald Trump llegó caminando y posó con una biblia en la mano delante de una iglesia en Washington. Y se desató la polémica. ¿La razón? Era uno de los escenarios emblemáticos de las protestas antirracistas desatadas tras la muerte de un afroamericano, George Floyd, ahogado por un policía blanco en Minneapolis. Fue desalojado para que el presidente pudiera hacerse esa foto. Y los manifestantes fueron dispersados con gases lacrimógenos. Trump, que mantiene una actitud arrogante desde el inicio de las protestas, llevaba años sin acudir a esa iglesia, operación para la que fue necesario movilizar ingentes recursos. En ámbitos políticos y sociales de EE.UU., su performance ha sido interpretada como una burda manipulación para encubrir su mala gestión con el covid-19, donde los muertos suman ya más de 105.000 y los contagiados se acercan ya a los dos millones. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Las redes sociales se funden en negro para luchar contra el racismo