Sergio Sáez, Erasmus en Irlanda: «Me sumé a un vuelo chárter con otros españoles»


Tendría que haber regresado de Dublín a Madrid en un vuelo de Aer Lingus el 28 de mayo, pero semanas antes Sergio Sáez se vio obligado a buscar un plan B. «Cancelaron mi vuelo y en mayo se acababa mi alquiler», recuerda este joven vigués de 20 años. La pandemia le pilló de Erasmus en Galway, donde ha estudiado este curso Comercio. «En un inicio me planteé volver a casa, pero mi familia y yo nos pusimos en contacto con Sanidad, la embajada... para explicarles mi situación y nos recomendaron que me quedase porque en Irlanda se estaban haciendo las cosas bien y había muchísimos menos muertos que en España», explica Sergio. Así que su confinamiento lo ha pasado en el apartamento de su residencia de estudiantes que compartía con otros dos chicos, un irlandés que regresó a su casa y otro gallego que volvió a España al principio de la crisis sanitaria.

La universidad irlandesa canceló las clases a la par que en España, así que Sáez continuó el curso de forma virtual. Reconoce que tuvo suerte porque la residencia se halla algo alejada del centro de la ciudad. «No hubo un inicio de cuarentena estricto. Podíamos salir a hacer deporte o pasear, eso sí, en un rango muy pequeño, cerquita de donde vives», recuerda.

Con el avance de la crisis llegó el mes de mayo y Sergio se vio en la encrucijada de empezar a organizar cómo regresar a Galicia «Yo tenía el avión ya pillado desde enero y la compañía dijo que reabría en mayo, pero fueron cancelando todos los vuelos», indica. Con otros Erasmus españoles en su misma situación conoció un vuelo chárter que estaba organizando un chico leonés que trabaja en Irlanda como camarero y pudo volar hasta Madrid la semana pasada. «Me sumé. Tenía que buscar una solución rápida y fue perfecto. Los organizadores nos ayudaron en todo, solo puedo agradecérselo», reseña. Ahora quedaba la aventura de cruzar medio país hasta Galicia. «Otro chico gallego y una de Ponferrada alquilamos un coche en el aeropuerto. Llevábamos los papeles de la embajada, el billete de avión, nuestra dirección de casa... Todo lo que nos recomendaron. Pero la verdad es que no nos paró nadie», relata. Ahora cumple cuarentena, pero muy feliz, en casa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sergio Sáez, Erasmus en Irlanda: «Me sumé a un vuelo chárter con otros españoles»