Ravella prepara campamentos urbanos para niños de 8 a 16 años

Las ludotecas para los más pequeños están, en cambio, en el aire ante las dificultades para garantizar su seguridad


vilagarcía / la voz

Como tantos otros ámbitos, también la contribución del Concello de Vilagarcía a la conciliación familiar y laboral durante el verano se va a ver trastocada a raíz de la amenaza del coronavirus. Son ya una tradición en la capital arousana las ludotecas que durante los meses de julio y agosto ofrecen actividades en horario de mañana a pequeños de tres a siete años. Desde el mandato anterior, a esta propuesta se suma, además, la de un comedor escolar que bonifica a las economías más castigadas. Pues bien, las dificultades para organizar este tipo de campamentos hacen que, de momento, la iniciativa esté en el aire. No hay más que comprobar que la Xunta ha renunciado a abrir las escuelas infantiles hasta septiembre. Las propias empresas especializadas en este ramo no lo ven nada claro.

«Eu, sinceramente, tamén o vexo moi complicado, pero estamos agardando noticias por parte da Xunta e das autoridades sanitarias», explica la concejala de Xuventude Alba Briones. Sí parece más factible trabajar con chavales más mayores, de entre ocho y quince o dieciséis años. Ravella está diseñando, de hecho, una suerte de campamentos medioambientales como los que han funcionado otros veranos. En lugar de agrupar a veinte participantes, probablemente los turnos se reduzcan a diez o doce. Se articularán dos niveles, tal vez de ocho a once años, y de doce años en adelante, y su duración se duplicará para extenderse, al menos, durante una quincena. La idea que manejan los departamentos de Xuventude y Servizos Sociais apunta a la segunda quincena de julio, pero, en cualquier caso, la iniciativa debe ser definida y concretada a lo largo de los próximos días.

El objetivo es desarrollar actividades al aire libre, multiaventura y deportes náuticos aprovechando el abanico de posibilidades que abre la playa. En cuanto a lo que sucederá con el servicio de comedor para los más pequeños, que obviamente ejercía una función social mucho más amplia que la de la mera conciliación, el Concello estudia qué hacer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ravella prepara campamentos urbanos para niños de 8 a 16 años