«Policía, venga a mirar si están aquí unos ourensanos»

Las llamadas a los municipales por supuestas infracciones del confinamiento se suceden. Algunas se están investigando. Pero en Poio, Sanxenxo, Marín y Bueu no han tenido que tramitar denuncias

Así está este domingo el paseo de Silgar donde, pese a haber ambiente, la policía no tuvo que tramitar ninguna denuncia por la presencia de personas de otras provincias
Así está este domingo el paseo de Silgar donde, pese a haber ambiente, la policía no tuvo que tramitar ninguna denuncia por la presencia de personas de otras provincias

Pontevedra / La Voz

«Policía, venga a mirar si están aquí unos ourensanos». Hasta tres llamadas con peticiones similares recibió este domingo, jornada de sol en las Rías Baixas, la Policía Local de Poio, tal y como confirmó su jefe, Antonio Duarte. En total, en toda la semana, fueron unas diez personas las que llamaron para alertar de posibles infracciones del confinamiento o, lo que es lo mismo, para decir que en este municipio costero se habían colado personas de otras provincias, sobre todo de Ourense.

¿Realmente, esas llamadas se corresponden con la realidad y hay personas que, quizás llevadas por el buen tiempo, se están saltando el confinamiento y desembarcando en Poio? La Policía Local señala que, de momento, no tuvo que denunciar a nadie. Eso sí, Antonio Duarte, el jefe policial, advierte: «Estamos vixiando e comprobando todas esas chamadas. Chamáronnos tanto de Raxó como de Chancelas dicindo que había aquí xente de Ourense. Pero finalmente nós non denunciamos a ninguén. Non é fácil porque a xente chama e non sabe identificar en que piso están os supostos infractores, e son edificios onde chamas aos timbres e non soe abrir ninguén porque están as vivendas vacías, son segundas residencias. Pero seguímolo mirando. Tamén hai que dicir que se deu algún caso no que chamaron porque había persoas de Ourense e, en realidad, eran veciños naturais de Ourense pero coa residencia en Vigo, co cal si que podían estar en Poio porque están dentro da provincia».

¿Qué dicen desde el vecino municipio de Sanxenxo, punto neurálgico del turismo en las Rías Baixas? El Concello sanxenxino señala que durante todo el estado de alarma se están produciendo llamadas alertando de la llegada de personas de otros lugares, pero que casi nunca se corresponden con la realidad. También indica ni el sábado ni el domingo, pese al tiempo de playa, se tramitó una sola denuncia por parte de la Policía Local por infringir el confinamiento. El Ayuntamiento, que prepara ya la temporada turística de verano para reactivar su gran pilar económico, insiste en que la situación está controlada y, si bien es cierto que hay ambiente en el paseo o la playa de Silgar, los forasteros por ahora son personas del interior de la provincia de Pontevedra que tienen segundas residencias en Sanxenxo. A vista de pájaro, el sábado había bastante más ambiente que el domingo en la capital sanxenxina, donde a mediodía no era difícil coger sitio en las terrazas. 

En Marín y Bueu, los otros dos municipios costeros de la ría de Pontevedra, tampoco se pusieron denuncias estos días por la llegada de personas de fuera de la provincia. En el caso de Bueu, según explicó el jefe policial, sí hubo alerta por la llegada de una caravana con personas que, supuestamente, venían de Ourense, pero finalmente se comprobó que era un vehículo que se había vendido a vecinos de la provincia. Por tanto, todo estaba en regla. 

A tenor de lo dicho desde los concellos y las policías locales, en la ría de Pontevedra no se está detectando por ahora lo que, según el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, está ocurriendo en algún otro municipio gallego. Cabe recordar que este domingo, en rueda de prensa, lamentó tener la constancia desde algún concello gallego «dunha notable presenza de persoas que veñen doutras comunidades», un tema preocupante, y causa de la extensión de la pandemia a finales de febrero y principios de marzo.

Cacabelos: «Hay zonas de San Vicente y de A Toxa que hoy tienen más gente que el 15 de marzo»

La Voz

El alcalde de O Grove destaca que la semana ha sido tranquila en las playas de la localidad

En las redes sociales, son muchos los vecinos de O Grove que se lamentan por la «invasión» de personas de otras comunidades que ya estarían, según ese relato, instaladas en la península meca. El alcalde de esta localidad turística, José Cacabelos, es consciente de que existe esa preocupación entre muchos vecinos, aunque carece de datos oficiales que avalen esa tesis. «Hay zonas de San Vicente do Mar y de A Toxa que hoy tienen mucha más gente que el 15 de marzo o que en Semana Santa. Yo no tengo datos, pero cualquiera de nosotros, que somos un pueblo pequeño, podemos percibir que hay gente de fuera y de algunos, que son habituales del verano, sabemos que no son de la provincia de Pontevedra...».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

«Policía, venga a mirar si están aquí unos ourensanos»