Los muertos en residencias suponen más del 70 % de los totales reconocidos

Juan Ventura Lado Alvela
J. V. Lado REDACCIÓN

SOCIEDAD

Castilla y León notifica más víctimas en estos centros que el Gobierno en toda la comunidad

31 may 2020 . Actualizado a las 09:29 h.

Las residencias de mayores han sido en la mayor parte de Europa, y en España especialmente, el verdadero agujero negro de la pandemia del covid-19. Ya se sabía, pero los números lo dejan cada vez más claro. Aunque el Ministerio de Sanidad sigue sin ofrecer un balance de los datos que le pidió a las comunidades el 8 de abril, cada autonomía por su cuenta sí publica de manera más o menos diaria la cantidad de víctimas habidas en estos centros. Así, desde el inicio de la epidemia han perdido la vida en las residencias más de 19.000 personas, lo que supone el 70,7 % de los 27.125 fallecidos oficialmente confirmados por el covid-19 hasta el viernes 29 de mayo.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, cuestionado al respecto, señaló esta misma semana que el Gobierno contabiliza todos los muertos con una prueba positiva «vengan de donde vengan» y ahí está la clave que impide que ambas cifras, los 19.000 que dan las comunidades y los 27.000 en total que recoge el ministerio no sean ni siquiera comparables.

En Galicia, y en algunas comunidades más, los datos coinciden desde hace ya semanas. Los fallecimientos en residencias computan en la cifra total, pero hay otras que, además de los confirmados, también publican los casos sospechosos porque antes de fallecer presentaban síntomas compatibles con el covid-19 aunque la presencia del virus no se llegase a confirmar con una PCR.