Portugal registra el mayor pico de nuevos casos de las últimas tres semanas

El país vecino comienza la tercera fase de desconfinamiento el lunes, con limitaciones en Lisboa. Hasta el 4 de junio, seguirán cerrados los centros comerciales de la capital lusa, por el aumento de infectados

El primer ministro de Portugal, António Costa
El primer ministro de Portugal, António Costa

Lisboa / Corresponsal

Portugal registró en las últimas 24 horas 350 nuevos casos positivos de Covid-19, el más alto de las últimas tres semanas, y el 92 % de los nuevos contagios se detectaron en la región de Lisboa y Valle del Tajo, donde se centran las preocupaciones de las autoridades.

La situación aquí es muy distinta a lo que sucede en el resto de Portugal y en los archipiélagos de Azores y Madeira, donde apenas hay casos y la pandemia además de estar controlada cada día cuenta con menos infectados, fallecidos e internados.

El Gobierno portugués, del socialista António Costa, ha aprobado este viernes en Consejo de Ministros, como estaba previsto, el pase del país a la tercera fase de desconfinamiento por la pandemia del covid-19, a partir del próximo lunes, 1 de junio, con restricciones puntuales en la capital y su área metropolitana por ese pico de casos.  

Con 31.946 positivos en el país, 350 en las últimas 24 horas, 300 de ellos en la región de Lisboa, 1.383 fallecidos, 14 ayer, y 18.911 recuperados, el Ejecutivo luso se ha visto obligado a realizar una excepción. La capital portuguesa y su área metropolitana tendrán que esperar, al menos hasta el próximo jueves, 4 de junio, para abrir los centros comerciales, permitir las reuniones de más de 10 personas, abrir las tiendas de más de 400 m2 y las ferias populares, como la de Ladra. En el punto de mira de las autoridades portuguesas están una empresa de servicios de Azambuja, a la entrada de Lisboa, del grupo Sonae, y dos barrios sociales en las ciudades dormitorios de Loures y Seixal, donde se han detectado decenas de casos los últimos días. El primer ministro luso ha confirmado este viernes que se va a «reforzar la vigilancia, en Azambuja, Loures y Seixal, realizar test masivos y aislar a los sospechosos e infectados para evitar que aumenten los casos».

Lo que cambia a partir del 1 de junio en Portugal

Desde este lunes, los restaurantes y cafés al sur del Miño podrán tener un aforo máximo del 100 %, no el 50 % como en la fase 2, siempre y cuando haya una distancia entre mesa y mesa de un metro y medio y coloquen barreras de material acrílico en las mesas, entre comensal y comensal. Abren los centros comerciales y se permiten las reuniones de hasta 20 personas, salvo en la región de Lisboa. El 1 de junio, los alumnos de preescolar vuelven a clase, deja de ser obligatorio el teletrabajo, abren los gimnasios, cines, salas de espectáculos y teatros, cumpliendo las normas impuestas por la Dirección General de Salud. A lo que hay que añadir la reanudación de las misas, celebraciones religiosas y peregrinaciones al santuario de Fátima, que se vuelven a permitir desde este sábado, 30 de mayo.

El 3 de junio vuelve la liga en la primera división portuguesa, a puerta cerrada. Desde el 6 de junio será obligatorio en todas las playas portuguesas la vigilancia y no sobrepasar el aforo máximo establecido por las autoridades, que se indicará en unos semáforos que se colocarán a la entrada de los arenales y se podrá consultar en una aplicación informática antes de ir a la playa.

«No tenemos prisa para abrir las fronteras terrestres con España»

António Costa también dijo «no tener prisas para abrir las fronteras terrestres con España», a pesar de la insistencia de Bruselas para hacerlo a partir del 15 de junio. «Tenemos una excelente relación con el Gobierno español y todo llegará cuando tengamos las garantías suficientes para nuestros ciudadanos», afirmó.

Según avanzó hoy el primer ministro luso, la decisión será tomada por los dos Gobiernos más adelante y añadió: «tenemos una excelente relación de convivencia con nuestros vecinos».

«La gestión de nuestras fronteras siempre la hemos acordado bilateralmente con España, por lo que estamos absolutamente tranquilos», aclaró, sin desvelar posibles fechas.

Portugal, especialmente el sector turístico, pretende que la frontera terrestre se reabra a partir del 15 de junio, coincidiendo con el inicio de la época más turísticas.

En este sentido, António Costa matizó que los visitantes que ingresen en Portugal no tendrán que someterse a ninguna medida de cuarentena y aclaró que sí podrán cruzar la frontera aquellos lusodescendientes que quieran regresar a Portugal durante la época estival para estar con la familia.

Rebelo de Sousa toma el sol y se da un baño en la vuelta de los portugueses a las playas

Carlos García

El presidente luso acudió a playa de la bahía de Cascais como un veraneante más, donde posó con todos aquellos que le requirieron

Sale de la playa con la mascarilla, sin camiseta, en bañador, con las deportivas en la mano y se sienta en un banco del paseo marítimo de Cascais para limpiarse la arena. Todo normal, salvo que es el jefe del Estado de Portugal, otro nuevo documento gráfico que es oro promocional para el turismo luso. Marcelo Rebelo de Sousa, presidente de Portugal, aprovechó el fin de semana para zambullirse en las aguas de la costa atlántica y, fiel a su imagen de un ciudadano más, su pose en la playa de la bahía de Cascais se ha convertido en verdadero reclamo del turismo luso, sumido en plena incertidumbre veraniega a causa de las restricciones del covid-19.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Portugal registra el mayor pico de nuevos casos de las últimas tres semanas