La oposición reclama un rol más notable en la definición del plan social y para reactivar la ciudad

Bugallo mantiene abierta la puerta a pactos, pero «non renunciaremos ás nosas obrigas», dice


santiago / la voz

Con un minuto de silencio por las víctimas de la pandemia. Así arrancó ayer el primer pleno ordinario de la corporación desde la declaración del estado de alarma y en el que pocos asuntos se escaparon al efecto covid, como el que aprobó la modificación de crédito para financiar ayudas a la recuperación del sector hostelero y de restauración, una línea que nace con 100.000 euros y la intención de sumarle 300.000 si Madrid deja vincular más gasto social al superávit del 2019.

Esa espera motivó que la oposición reclamase más fondos propios para esas ayudas, después de coincidir en que la partida inicial es escasa. Pero eso no impidió que apoyaran la iniciativa. Se aprobó por unanimidad, aunque no fue así con las que planteó la oposición en demanda de un plan de revitalización cultural (BNG), para la elaboración de un censo de personas mayores solas (PP) y para la creación de una comisión de estudio para impulsar un plan de rescate socioeconómico que centre su atención en las políticas sociales y aborde también las turísticas y las de reindustrialización.

Todas ellas salieron adelante con el apoyo variable de los demás grupos y la abstención del gobierno, lo que no significa que vayan a concretarse. El grupo socialista ya dejó claro que no. En esencia, porque ya está trabajando en las dos primeras líneas, dijo, y porque la tercera coincide con una iniciativa del plan marco de reactivación que quiere canalizar a través del Consello Económico e Social (CES), donde se crearán las comisiones precisas asistidas por un comité científico. Esa no es la vía que quiere CA. Una comisión municipal daría a los demás grupos un «rol relevante» en la definición de esos planes después de «avalar» durante semanas la acción del gobierno, reclamó Marta Lois, que ve al gobierno «máis lento que a propia desescalada». El PP apreciaría también un factor compensatorio con la actitud de la oposición. Apoyó la propuesta al incorporar CA su petición de revisión del presupuesto de Raxoi para reforzar el gasto social.

Bugallo señaló que todos los grupos participarán por la vía que él defiende e indicó que el gobierno no renunciará a su obligación como proponente de los presupuestos municipales. Reiteró que su puerta sigue abierta a pactos: «Se outros grupos desexan compartir con nós ámbitos de goberno, podémolo falar, en temas concretos ou máis xerais, pero non se nos pode pedir que renunciemos ás nosas obrigas».

El pleno insta al Parlamento a crear una comisión de investigación sobre las residencias

Las residencias de mayores entraron también en el debate, celebrado por videoconferencia. La sesión contaba con varias iniciativas para reclamar una investigación, iniciativas que se concentraron en una moción conjunta de PSOE, CA y BNG que prosperó para instar al Parlamento a crear una comisión de investigación sobre la gestión en las residencias de la tercera edad sobre los contagios y fallecimientos por el covid-19. También se insta a la Xunta a presentar a la Cámara un informe sobre las acciones realizadas, dotar a todos los profesionales de equipos de protección y elaborar un plan para su medicalización efectiva. Al inicio del pleno intervino un representante de la asociación de familiares de la residencia de San Lázaro, en la que hubo «más de 50 residentes fallecidos», dijo, para reclamar: «Todos juntos tenemos que evitar estos hechos si queremos llamarnos sociedad civilizada». El PP tenía su propia propuesta y se abstuvo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La oposición reclama un rol más notable en la definición del plan social y para reactivar la ciudad