La Guardia Civil desmantela en Tomiño y Arbo dos cultivos de marihuana en confinamiento

Se han intervenido más de 320 plantas que crecían en interiores -«Indoor»- al calor de lámparas y ventiladores enganchadas al fluido eléctrico público


Tomiño / La Voz

Las plantaciones de cultivo de marihuana en interior, popularmente conocidas por el anglicismo Indoor, ya estaban en auge antes del confinamiento por el estado de alarma. Pero el desmantelamiento esta semana de dos centros de cultivo y crecimiento de cannabis en Tomiño y Arbo, confirman que no solo el cuidado de jardines y huertas ha sido una de las alternativas prioritarias durante estas semanas de cuarentena. En los dos casos además, sus responsables se servían del fluido eléctrico público, por lo que ni asumieron el elevadísimo gasto de consumo que precisan estas plantaciones ilegales ni levantaron las sospechas de ninguna compañía ya que corría por cuenta de las arcas municipales de los respectivos Concellos.

En Tomiño y, en estrecha colaboración con la Policía Local, según confirmó la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra, se les ha notificado su condición de investigados a una pareja, de 47 y 36 años respectivamente, y con antecedentes policiales, como supuestos responsables de la plantación que se localizó en el anexo de la vivienda en la que residen, en la parroquia de Carregal. Ambos están investigados como presuntos autores de un delito contra la salud pública, en su modalidad de cultivo y elaboración de drogas, y otro de defraudación de fluido eléctrico, al igual que al vecino de Arbo al que el miércoles se le intervinieron más de una veintena de plantas y más de 2.000 cogollos ya listos para la venta. 

En el operativo de Tomiño, Guardia Civil y Policía Local, los agentes se incautaron de unas 300 plantas pequeñas de marihuana en tarros, con sistema independiente de riego cada una, ocho ventiladores sujetos a las paredes, 12 lámparas con bombillas de 600 vatios, dos ventiladores de extracción con un filtro cada uno, 12 transformadores para lámparas y cuadro eléctrico; así como diverso material para el cuidado de las mismas.

 «Con esta actuación, enmarcada dentro de los servicios que la Guardia Civil de Pontevedra tiene activados para la detección y erradicación de puntos de producción, venta y distribución de sustancias estupefacientes, se ha evitado que las dosis que se pudieran obtener de la marihuana intervenida se hubiesen destinado al menudeo», destaca la Benemérita. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Guardia Civil desmantela en Tomiño y Arbo dos cultivos de marihuana en confinamiento