Faurecia Asientos salva su ERTE al rechazar el juez la impugnación de 374 empleados

El magistrado ve justificada la medida de flexibilidad de la empresa y aboga por hacer las compensaciones cuando vuelva la normalidad


vigo / la voz

La primera vista completamente telemática celebrada en Galicia ya tiene sentencia. El Juzgado de lo Social número 2 de Vigo ha avalado el ERTE presentado por la auxiliar del motor Faurecia Asientos de Galicia. El tribunal rechaza la impugnación por conflicto que hizo el sindicato CUT en nombre de 374 trabajadores afectados que alegaban que la empresa, al aplicar el ERTE, estaba recortando horas extras, la bolsa de horas del turno de noche y días de afectación por reducción de la producción.

El juez Germán Serrano recuerda que a mediados de marzo, tras la crisis sanitaria del covid-19, Asientos de Galicia paralizó su actividad porque también lo hizo su único cliente, Citroën-PSA, en Vigo. Resalta que la CUT no cuestiona la declaración del ERTE por causa de fuerza mayor sino por los detalles del plan de la empresa.

El titular indica en su sentencia que la actuación de la empresa es ajustada a derecho sin perjuicio de que una vez reiniciada la actividad se puedan regularizar situaciones o retomar acciones dentro de un marco, «desde luego, cada vez más necesitado de flexibilidad interna». Explica que las medidas que tomó la empresa estaban justificadas porque la cuarentena no es un descanso retribuido sin más. Sostiene que la firma acudió a las medidas de flexibilidad interna para paliar la situación. Tampoco aplicó a la vez el ERTE y las medidas de flexibilidad. Y, además, la parte demandante no acreditó nombre concretos de trabajadores que hubiesen sufrido algún perjuicio. Aboga por buscar fórmulas de compensación más adelante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Faurecia Asientos salva su ERTE al rechazar el juez la impugnación de 374 empleados