Así es Stop Covid: la aplicación con la que Francia rastreará a sus ciudadanos

El Parlamento francés da luz verde a la «app» que sigue los pasos de los contagiados

Una mujer en bicicleta y con mascarilla por París
Una mujer en bicicleta y con mascarilla por París

El Parlamento de París ha aprobado la aplicación móvil Stop Covid. Esta app utilizará el sistema Bluetooth para identificar cadenas de infectados y también podrá informar a las personas que hayan estado en contacto con un caso confirmado del nuevo coronavirus.

El Gobierno francés prevé que ese dispositivo digital esté operativo este mismo fin de semana. En la Asamblea Nacional, el partido de Macron goza de la mayoría con 281 escaños y este miércoles los diputados que respaldaron la aplicación fueron 338, frente a 215 en contra y 21 abstenciones. El Senado también dio su respaldo. Según los expertos, permitirá un control más específico de los brotes del virus.

Funcionamiento 

El desarrollo de esa plataforma de rastreo contó con la supervisión del Gobierno francés y ya fue anunciada el pasado 8 de abril. En este tiempo no ha estado libre de críticas por las dudas que plantea en cuanto a la protección de los datos personales. Aunque su descarga es voluntaria, una vez instalada, conserva un registro anónimo de los otros usuarios con los que ha estado en contacto esa persona a menos de un metro de distancia, durante al menos 15 minutos y en las dos últimas semanas. 

El objetivo de la aplicación es que si el usuario descubre que tiene el virus SARS-CoV-2 pueda, de inmediato, informar a la plataforma para que esta alerte a las personas con las que interactuó de cerca.

Stop Covid no se basa en la geolocalización, sino en la tecnología Bluetooth, que permite a los teléfonos móviles comunicarse entre sí a corta distancia. Si un usuario reporta que es positivo a la app, esta envía una advertencia a aquellos que se cruzaron con él en las dos últimas semanas. Eso sí, la aplicación, dice el Gobierno francés, no revela detalles sobre el lugar o la fecha del encuentro ya que los datos de ubicación no se registran.

Proyecto piloto en Canarias

En España, la Vicepresidencia de Asuntos Económicos y Transformación Digital, que dirige la gallega Nadia Calviño, anunció el 20 de mayo en el Congreo la puesta en marcha de un programa piloto similar en Canarias. El proyecto corre a cargo de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial (SEDIA). El objetivo es ponerlo en marcha a principios de este mes de junio en la comunidad autónoma. El segundo paso sería extenderlo al resto del país.

Como en el caso francés, la tecnología utilizada será la de Bluetooth y se adopta el sistema desarrollado por Google y Apple y se basa en el protocolo DP3T, creado por la Politécnica Federal de Lausana, en Suiza. La aplicación pretende generar un listado privado de contactos gracias al rastreo de las conexiones Bluetooth. Ante los recelos, desde SEDIA recalcan que se garantiza el anonimato: no se recogerá ni almacenará la identidad de ninguno de los posibles infectados de las listas que elabore la app.

Debate en Europa

La Comisión Nacional de Informática y Libertades (CNIL), encargada de velar por la protección de datos en Francia, le dio este martes su aprobación. Argumentó que no viola la privacidad. En países asiáticos como Corea del Sur hacen uso de mecanismos similares, e incluso más extremos, como el código QR que hay que presentar en China para poder salir de Wuhan o Hubei. Unos métodos muy cuestionados en Estados Unidos. Dentro de la UE, Italia y Alemania son otros de los países que han lanzado una aplicación similar, como también ha hecho, por ejemplo, Australia

En Francia, con 183.038 casos confirmados de positivos en covid-19, se registran a día de hoy 28.599 muertes. Una cifra que superó hace unos días a la de España, con 27.117 muertes pese a tener más positivos, 236.259. El primer ministro, Edouard Philippe, va a anunciar este jueves cómo será la fase 2 de la desescalada, que empezó el 11 de mayo. La reapertura de escuelas secundarias, cines o restaurantes planean sobre la mesa.

También en el Reino Unido

En el Reino Unido, el secretario de Salud del conservador Boris Johnson, Matt Hancock, ha anunciado también un sistema de «test y rastreo» en su cuenta de Twitter. «A través de las pruebas buscamos el virus: descubrir quién está infectado en este momento. El siguiente paso es que a través del rastreo de contactos, como los detectives, trabajemos juntos con el Sistema Nacional de Salud para identificar los posibles movimientos del virus, dónde ha estado y quién más podría haber resultado infectado», explica Matt Hancock.

Con todo, el éxito de este sistema depende de que las personas colaboren. Es decir, que se autoaislen voluntariamente si han estado en contacto con alguien que dio positivo en covid-19. El caso de Dominic Cummings, el asesor de Johnson pillado saltándose el confinamiento para visitar a sus padres pese a que sospechaba que había sido infectado, como terminó sucediendo, podría ser la principal piedra en el camino de este mecanismo. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Así es Stop Covid: la aplicación con la que Francia rastreará a sus ciudadanos