La epidemia del covid-19 aún deja tras de sí un reguero de muertes en España

El Gobierno suma una víctima más en 24 horas cuando solo Cataluña notifica 26

Una sanitaria atiende a un paciente en un hospital de Barcelona
Una sanitaria atiende a un paciente en un hospital de Barcelona

redacción

Los datos que maneja el Ministerio de Sanidad y los que publican cada día las comunidades autónomas se supone que, llegados a estas alturas de la evolución de la epidemia en los que se busca inmediatez y precisión, deberían coincidir de una manera prácticamente exacta. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, porque mientras el último informe del Gobierno únicamente adjudica un nuevo fallecido a la jornada del miércoles hasta un total de 27.119, solo entre Cataluña y Madrid han notificado 34.

De ahí que lo único que queda claro es que la pandemia está en clara regresión en España pero sigue dejando detrás de sí un reguero diario de muertos, al margen de cuando se notifiquen y pasen a engrosar las estadísticas oficiales. «El primer interesado en tener una foto lo más exacta posible de como está la epidemia y que medidas hay que tomar soy yo y son los responsables de las comunidades autónomas», afirmó el jueves el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en su décima comparecencia en el Parlamento desde que estalló esta crisis. Incluso incidió en que «quizás hubiera sido más cómodo mantener el mismo formato», pero han decidido seguir las indicaciones de los expertos y adoptar este nuevo modelo más detallado pero extraordinariamente difícil de comprender.

«Puede haber algunas cosas mejorables pero no hay ni oscurantismo ni ocultación», defendió Illa ante las críticas de los grupos de la derecha, porque todos los datos, incluso el del incremento de mortalidad que cifra en unas 43.000 las víctimas, proceden del propio ministerio.

En cualquier caso, las divergencias persisten. Sanidad cifró el jueves en 182 los pacientes diagnosticados el día previo, que son casi medio centenar menos que en la jornada anterior e indican una evolución positiva, pese a que, según este registro, ya van acumulados 237.906 casos. Sin embargo, de esos 182 el Ministerio le adjudica a Cataluña 39, mientras que el Departamento de Salud de la Generalitat hizo público un incremento de 499 casos con respecto al día anterior. Y en Madrid, donde según Sanidad hubo otros 67 positivos en 24 horas, la Comunidad notifica 71 y suma otros 191 como correspondientes a días pasados.

Aunque el epidemiólogo Fernando Simón defiende que los datos son «cada día de mejor calidad» y más oportunos, suponen un verdadero rompecabezas que se vuelve aún más irresoluble si se atiende a los acumulados. El Gobierno y las comunidades ni siquiera hablan de lo mismo en sus informes. Por ejemplo, Cataluña, que utiliza datos de las funerarias, cifra los fallecidos en 12.180 y Sanidad solo le cuenta como confirmados por coronavirus 5.584. Y Madrid, que tiene en cuenta los registros mortuorios, suma 15.919 víctimas mientras el Gobierno las deja en 8.691.

Galicia baja de los 800 casos pese al aparente crecimiento en Vigo

Galicia en su conjunto ha conseguido bajar de los 800 casos activos de covid-19 (799 para ser exactos), a pesar del crecimiento que muestran las cifras de Vigo, con 14 positivos más, que en realidad responden a una cuestión de registro y no son nuevas personas que se hayan contagiado. Simplemente hay 13 personas que, al ser sometidas otra vez a pruebas PCR, aún muestran rastros de la presencia del virus y contribuyen a engrosar esos datos.

En cualquier caso, la evolución general en la comunidad resulta claramente favorable. Aún con ese «artefacto», como denomina el doctor Simón a estas variaciones, respecto a la jornada anterior el número de personas con infección activa se ha reducido en otras 24.

Al margen de los 268 pacientes del área de Vigo, hay 187 en la de A Coruña, 142 en Santiago, 94 en Ourense, 51 en Lugo, 36 en Pontevedra y 21 en Ferrol. En A Coruña y Ourense es donde más se recortan, con 18 y 13 casos menos respectivamente.

También se ha reducido la cifra de hospitalizados, que baja de 49 a 37, aunque se mantiene la misma cantidad de ingresados en cuidados intensivos: dos en el CHUS de Santiago, otros dos en el Lucus Augusti de Lugo y uno en el Hospital Povisa de Vigo.

Además, según el informe del jueves de la Consellería de Sanidade, han recibido el alta otras 51 personas y son ya 9.849 las que han superado la infección desde el inicio de la epidemia.

En cuanto a las residencias de mayores y los centros sociosanitarias la situación entre los usuarios es la misma que el día anterior, aunque sí se han recuperado varios trabajadores que aún figuraban como infectados por el coronavirus. Recibieron el alta cinco de la residencia Divino Maestro de Ourense, dos de la DomusVi Barreiro de Vigo y uno en A Porqueira (Ourense) y Monte Tecla (A Guarda), además de uno en el centro de discapacitados de A Coruña y otro en el de Redondela. Quedan, por tanto, 55 mayores y 13 usuarios de los centros de discapacidad afectados, además de 48 trabajadores en total.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La epidemia del covid-19 aún deja tras de sí un reguero de muertes en España