El Gobierno les da otra vuelta de tuerca a los datos y suma un muerto en 24 horas

Cataluña y Madrid concentran los nuevos positivos sin que existan grandes rebrotes

Sanitarios recuerdan a las víctimas en un hospital de Barcelona
Sanitarios recuerdan a las víctimas en un hospital de Barcelona

redacción

El propio Fernando Simón admite que resulta «difícil de entender que los datos bailen de esa manera», porque este miércoles el Ministerio de Sanidad les dio otra vuelta de tuerca a las cifras de seguimiento de la epidemia, en las que ahora va a actualizar el balance global de fallecidos de manera semanal en un intento de poner cierto orden en el caos de interpretación de cada día.

El lunes se añadieron casi 2.000 muertos, el martes se restaron cerca de 300 y ayer (con los datos correspondientes a la jornada anterior como siempre) la conclusión —recalcada por el propio director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES)— es que en 24 horas solo se notificó un fallecimiento confirmado por coronavirus en toda España. Así, el balance global de víctimas, al menos el oficial hasta la fecha, es de 27.118 fallecidos, por los 27.117 que había hasta el miércoles.

Así es de momento, porque el director del CCAES incide en que todo eso está en revisión y que puede que se produjesen más muertes estos días que aún no se han notificado. «Algunos saldrán porque no se habían confirmado, otros entrarán porque no se habían notificado a tiempo, pero estamos en torno a los 28.000 confirmados con diagnóstico de coronavirus. También sabemos que algunos han podido fallecer sin haber sido diagnosticados. Eso lo tenemos claro. Igual que algunos a los que se les ha achacado una muerte por coronavirus, porque tenían síntomas compatibles, no habrán fallecido por esta enfermedad», incidió Simón en un intento por explicar una realidad estadística cada vez menos comprensible.

Aunque a la jornada del martes 26 de marzo solo se le impute por ahora una muerte, el propio informe de Sanidad dice que hay 39 víctimas con fecha de defunción de los últimos siete días. Por eso el epidemiólogo reconoce abiertamente que para tener la imagen final del impacto del covid-19 en España habrá que esperar a reunir toda la información de las máximas fuentes posibles, como el informe de incremento de la mortalidad que da un aumento de 13.000 víctimas más de las que se consideran confirmadas por coronavirus.

También en el capítulo de contagios totales detectados las cifras siguen sin encajar debido a esa recuperación y recomposición de casos antiguos. En 24 horas se diagnosticaron 231, cuando en la jornada anterior fueron 194. Sin embargo, entre los 236.769 notificados en el informe de ayer y los 236.259 que figuraban en el del martes hay una diferencia de 510, signo de que han incluido otros casos confirmados por PCR pero anteriores.

El asunto tiene aún otra vuelta de tuerca. De esos 231 diagnosticados solamente 199 tuvieron síntomas en los últimos siete días, lo que sí deja una cosa clara: la epidemia en España está en franca remisión y deja un impacto ya residual centrado sobre todo en Cataluña y Madrid, con 65 y 44 de esos casos, respectivamente.

A pesar de ello, Simón insiste en que hay que ser «conscientes de que pasar de fase no es estar libre de peligro», porque brotes muy locales, como el de una fiesta familiar de Lérida, que por el momento se están controlando sin problema, «podrían ser el inicio de otra onda epidémica», si no se mantienen, sobre todo, las medidas de distanciamiento social. De hecho, desveló el epidemiólogo, aunque sin decir en dónde, ha habido casos parecidos en otros municipios y en determinados colectivos laborales que se han podido controlar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Gobierno les da otra vuelta de tuerca a los datos y suma un muerto en 24 horas