29 ourensanos pasaron por la uci para el covid

Tres personas fallecieron, y cinco siguen en cuidados intensivos, pero ya sin coronavirus

Personal de uci celebrando la salida del primer paciente con covid-19
Personal de uci celebrando la salida del primer paciente con covid-19

Ourense

El área sanitaria de Ourense, Verín y Valdeorras consiguió ayer vaciar la uci para enfermos de covid tras dar negativo en el virus el único paciente contagiado que quedaba ingresado desde hace días. El enfermo sigue en la unidad de cuidados intensivos porque su estado es grave pero ya no tiene coronavirus, situación en la que están otras cuatro personas más, todavía en tratamiento por las secuelas del covid-19. En la misma situación hay varios hospitalizados en planta.

Se vacía la uci-covid, por la que han pasado un total de 29 personas, de entre 34 y 79 años, desde su puesta en marcha el pasado 18 de marzo. Tres de ellas fallecieron al no poder superar la enfermedad, en una provincia donde la pandemia se ha cobrado 131 víctimas. El 70 % de los pacientes que estuvieron en la unidad de críticos eran hombres, coincidiendo con los distintos estudios publicados, que destacan su posible mayor predisposición a padecer sus efectos. La estancia de cada uno de ellos osciló entre las dos semanas y los dos meses, según el caso.

El momento crítico en cuanto a la carga asistencial del servicio, coordinado por Medicina Intensiva y Anestesia y Reanimación, se produjo el pasado 14 de abril. Había entonces 23 pacientes ingresados en cuidados intensivos, repartidos entre las 20 camas que tenía la uci-covid y las 14 que se habilitaron en la unidad de recuperación postanestésica. En el CHUO —adonde se derivaban los casos graves registrados en los hospitales comarcales de Verín y Valdeorras, que no tienen uci— se llegaron a habilitar también dos quirófanos con seis camas más, que no fue necesario utilizar. De esta forma, en el área sanitaria —que abarca a toda la provincia de Ourense— nunca se produjo una saturación del sistema, y se dispuso de capacidad asistencial —por personal, monitorización y ventiladores— para atender a más casos de ser necesario. Esto significa que en ningún momento de la pandemia hubo que dejar fuera a ningún paciente que precisase entrar en la unidad de cuidados intensivos, aunque no todos los enfermos son susceptibles de ingresar en la uci. Los pacientes son sometidos a tratamientos agresivos que no todos los contagiados podían afrontar (como una intubación, una sedación larga, una traqueotomía o estar más de 17 horas al día tumbados boca abajo).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

29 ourensanos pasaron por la uci para el covid