El radical cambio de imagen de Sara Carbonero

La popular presentadora aparece sin su característica melena un año después de su intervención por un cáncer de ovario


Hace exactamente un año, Sara Carbonero confesaba que había sido intervenida por un cáncer de ovario. Desde que se anunció su enfermedad, la periodista deportiva ha permanecido alejada del foco mediático llevando con la máxima discreción posible su tratamiento y su recuperación. Este martes ha aparecido en las redes sociales mostrando un radical cambio de imagen. En la fotografía que ha publicado en su perfil de Instagram, aparece sin su característica melena larga y, en su lugar, luce un nuevo corte de pelo a lo garçon que seguramente conseguirá que se convierta en tendencia, como siempre ocurre con todas las prendas y complementos que luce.

Se trata de un peinado con flequillo y patilla corta que lleva la parte trasera del pelo un poco más largo, un estilo muy pegado a las tendencias de este verano y que recuerda mucho al estilo que lucen actrices como Úrsula Corberó.

Sara Carbonero concluyó en noviembre del 2019 su tratamiento de quimioterapia. «Todo ha ido bien. Su pronóstico es bueno desde el principio», decían entonces fuentes de su entorno.

En mayo del 2019, solo tres semanas después de que su marido, el portero Iker Casillas, sufriera un infarto durante un entrenamiento, la periodista revelaba a través de sus redes sociales que acaba de ser intervenida de un tumor maligno en uno de sus ovarios.

«Cuando aún no nos habíamos recuperado de un susto, la vida nos ha vuelto a sorprender. Esta vez me ha tocado a mí, esa dichosa palabra de seis letras que todavía me cuesta escribir. Hace unos días en una revisión, los médicos me vieron un tumor maligno de ovario y ya he sido operada. Todo ha salido muy bien, afortunadamente lo hemos pillado muy a tiempo pero todavía me quedan unos meses de lucha mientras sigo el tratamiento correspondiente», publicó este martes Carbonero en su perfil de Instagram. Esta noticia caía como un jarro de agua fría, en el seno familiar tras el infarto de su marido Iker Casilla en marzo.

A sus 35 años, la periodista pasaba aquel momento rodeada de toda su familia y amigas como la presentadora de Informativos Telecinco Isabel Jiménez. Gracias a eso y a la fuerza de voluntad ha intentado no perder la sonrisa. «De repente las cosas más cotidianas y banales del mundo han dejado de serlo para convertirse en instantes únicos y mágicos, muchos problemas se han ido de golpe. Siento a mi gente más cerca que nunca y me estoy riendo, creo que como jamás antes lo había hecho. Porque la vida es así, un cambio constante, un regalo precioso pero envenenado», explicaba Sara Carbonero en su perfil. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos
Comentarios

El radical cambio de imagen de Sara Carbonero