La Xunta aspira a recuperar en 15 días el mando para controlar la pandemia

Según Pedro Sánchez, «muchas comunidades» podrían estar fuera del estado de alarma en cuestión de días. Extremadura, Castilla-La Mancha, Baleares y Aragón también pidieron la movilidad entre provincias


Redacción / La Voz

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dijo en la conferencia de presidentes celebrada ayer que «si nada se tuerce» muchas comunidades estarán fuera del estado de alarma «en los próximos días», y la totalidad del país recuperará la movilidad a finales de junio o principios de julio. El presidente de la Xunta no dejó escapar la ocasión y, aprovechando el anuncio, adelantó que Galicia se presentaba como candidata para, en quince días, cuando en la comunidad se supere la fase 2 de la desescalada, levantar el estado de alarma y recuperar las competencias que le corresponden. «Hoy ya no estamos en la situación del 15 de marzo, estamos en una situación epidemiológica mejor y más preparados, y los ciudadanos tienen que ir recuperando los derechos, y las Administraciones, nuestras competencias estatutarias y constitucionales», dijo Núñez Feijoo en la comparecencia posterior a la conferencia de presidentes. De atenderse esta reclamación de la Xunta, Galicia dejaría de estar bajo el mando único del Gobierno central el próximo 7 de junio.

Eso no significa que, si la Xunta recupera el control sobre la pandemia que perdió a raíz de la declaración del estado de alarma y del mando único, la situación en la comunidad sea igual a la que había entonces o que no haya que seguir manteniendo los pasos de la desescalada. Al contrario, el presidente de la Xunta advirtió de que, si tal y como adelantó el Gobierno, a partir de julio se recupera el turismo tanto nacional como internacional, habrá que actuar «con cautela» y que la Xunta seguirá manteniendo restricciones y controles de aforo. En ese sentido, reclamó al Gobierno central instrucciones más claras sobre cómo actuar ante la llegada de visitantes procedentes de lugares con otra situación epidemiológica.

Feijoo reclamó, una vez más, que se permita la movilidad entre provincias de la comunidad, a la que definió como «unha cidade única». Lamentó que esa petición no se haya tenido en cuenta y que tampoco se aclare si se admiten los movimientos entre concellos limítrofes de diferentes provincias, algo que el BOE no deja claro. Además de incidir en la contradicción de que los gallegos se puedan reunir con sus familiares o ir a segundas residencias en otras provincias, el presidente lamentó que los alumnos no puedan trasladarse a recoger su apuntes o a realizar gestiones referentes a sus estudios en otras provincias, lo que les podría suponer, incluso, el ahorro de alguna mensualidad en el alquiler de los pisos, «algo que agradecerían as súas familias».

Extremadura, Castilla-La Mancha, Baleares y Aragón también pidieron la movilidad entre provincias. Feijoo dijo que, esta vez, el presidente del Gobierno se comprometió a estudiarlo.

Entrada en la fase 2

Ante la entrada de Galicia en la fase 2, que implicará menos restricciones a partir de hoy y cambios sociales como poder ir a la playa o a un restaurante, el presidente de la Xunta admitió que, tras semanas de confinamiento en las que los gallegos respondieron, ahora toca disfrutar de esa nueva situación con responsabilidad. «Debemos utilizar as únicas vacinas que se compoñen dun principio activo: a distancia física de dous metros entre as persoas», además de lavar las manos y usar mascarillas.

Solo el 1 % de las camas del Sergas están ocupadas por pacientes de coronavirus

El presidente de la Xunta dio a conocer ayer los últimos datos de la pandemia en Galicia, con 61 pacientes hospitalizados, 12 en la uci y 796 que se recuperan en sus casas. El número de fallecidos asciende a 614. Loa pacientes hospitalizados por el covid-19 son, ahora, un 93,5 % menos que cuando se registró en la comunidad el pico de la pandemia; entonces, eran 1.116 los ingresados. La presión en las ucis es ahora un 93,2 % menos que entonces, cuando había 178 hospitalizados en dichas unidades.

Alberto Núñez Feijoo subrayó que los datos son mejores que cuando empezó la desescalada, lo que quiere decir que la reapertura no implicó más contagios. En la fase 0 se detectaron 8,81 casos positivos por cada prueba PCR, y al finalizar la fase 1, «hoxe mesmo», dijo por ayer, la media es de un 0,73 % de positivos por prueba realizada, con una mejoría similar en las cuatro provincias.

De los 313 concellos gallegos, hay 303 sin transmisión comunitaria en los últimos tres días; 289 sin casos en los últimos siete días y 252 que no los registraron en catorce días.

El 64 % de las camas de las ucis están vacías y solo el 3 % de ellas las ocupan pacientes de coronavirus. Solo el 1 % del total de las camas del Sergas están ocupadas por personas contagiadas por el virus y permanecen libres el 48 % del total: 3.534 camas sin pacientes.

El Sergas realizará en la primera semana de junio la segunda parte del estudio epidemiológico en el que testará, de nuevo, a miles de gallegos.

CATALUÑA

Entre sus 40 medidas, Torra pide la autodeterminación

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, presentó a Sánchez en la conferencia de presidentes una batería de 40 medidas socioeconómicas contra la pandemia en las que incluye la autodeterminación de Cataluña. En ellas figura también el «pago de la deuda histórica del Estado de 9.000 millones de euros», seguida de los 4.000 millones en los que la Generalitat cifra los gastos extras sanitarios causados por la pandemia del covid-19.

Torra planteó aumentar el déficit permitido a las autonomías más allá del «absolutamente ridículo 0,2%» , además de liberar los remanentes y superávit de los ayuntamientos y suspender impuestos y cuotas a autónomos y empresas. También pidió alargar los ERTE «tanto como sea necesario» y pagar ya a los que aún no cobraron, así como «flexibilizar» las condiciones de 150.000 personas en situación irregular para que puedan trabajar.

ASTURIAS

Barbón quiere mantener el estado de alarma otro mes

El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, es partidario de mantener el estado de alarma «como mínimo» hasta finales de junio para evitar que los desplazamientos entre comunidades en distinta fase de desescalada pueda provocar rebotes de la pandemia del covid-19. Tras la conferencia de presidentes dijo no entender a quienes se oponen a prorrogar el estado de alarma más allá del 7 de junio, dado que es el único instrumento jurídico que garantiza restricciones a la movilidad.

Cree que la actual crisis ha demostrado que, al margen del estado de alarma, España carece de una coordinación para responder ante una pandemia, lo que hace necesario articular una respuesta que garantice una reacción «rápida» y que convierta el actual sistema autonómico «en uno verdaderamente federal», por lo que pidió una Agencia Estatal de Salud Pública y no la suma de 17 autonómicas.

MADRID

Ayuso exige abrir ya centros comerciales y empresas

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, pidió medidas propias de las fases 2 y 3 de la desescalada, como la apertura de los centros comerciales o la vuelta escalonada de las empresas y la flexibilización horaria de los paseos. Respecto a la apertura de los centros comerciales, no recogida en la fase 1 que comienza hoy en Madrid, el Ejecutivo autonómico quiere que abran al 40 % porque «en los locales que están dentro de los mismos se están perdiendo muchos puestos de trabajo y son lugares seguros para las compras». También quiere que se permita la vuelta escalonada a las empresas, estipulada en la fase 3. «Creemos que en Madrid ya se puede empezar a poner en marcha», dijo.

Ayuso también propuso que en la Comunidad de Madrid se flexibilicen los horarios de los paseos de los niños, ya que actualmente solo pueden salir de 12 a 19 horas, que es cuando hace más calor.

¿Fases de menos de una semana y sin estado de alarma?

Pablo Gómez Cundíns

Illa sopesa un acelerón por comunidades en la desescalada, mientras Galicia entra en la fase 2 que permitirá grupos de 15 personas e ir a la playa

La desescalada podría ser más breve y más liviana de lo esperado, a tenor de las palabras del ministro de Sanidad, Salvador Illa, en su comparecencia de ayer y de las del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la conferencia de presidentes autonómicos.

Mientras Sánchez comunicó que si la evolución de la pandemia es positiva y si nada se tuerce, muchas comunidades estarán fuera del estado de alarma a lo largo de los próximos días, Illa estudiará la posibilidad de que algunos territorios aceleren su proceso de desescalada permitiendo que avancen de fase antes de que hayan transcurrido dos semanas en aquellos casos en que la situación epidemiológica lo permita.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La Xunta aspira a recuperar en 15 días el mando para controlar la pandemia