El presidente de Austria se salta el toque de queda impuesto por el covid-19

Fue identificado por la policía en un restaurante de Viena con su mujer pasadas las doce de la noche

El presidente de Austria, Alexander Van der Bellen, fue identificado por la policía en un restaurante del centro de Viena
El presidente de Austria, Alexander Van der Bellen, fue identificado por la policía en un restaurante del centro de Viena

Redaccción / La Voz

El presidente de Austria, Alexander Van der Bellen y su esposa Doris Schmidauer fueron indentificados por la policía en la madrugada de este domingo durante un control en un restaurante de Viena donde cenaban al saltarse el toque de queda fijado para las once. A raíz de la pandemia, en el país los restaurantes, pubs y bares solo están abiertos hasta las once de la noche y eran las doce y media y seguían en el establecimiento.

 Van der Bellen confirmó lo sucedido al diario Kronen Zeitung y se disculpó. Según el citado periódico, Van der Bellen y su esposa todavía tenían bebidas en la mesa en el  restaurante italiano Sole en el centro de la capital austríaca. 

“Si el anfitrión sufriera algún daño, responderé por ello", dijo  Van der Bellen, quien se disculpó en Twitter por haber tenido una cena romántica con su mujer Doris Schmidauer

Y es que mientras su presencia en el local no tendrá consecuencias, sí podría tenerlas para el dueño del establecimiento. La ley de medidas por el covid-19 prevé sanciones de hasta 30.000 euros por atender a gente después de las once de la noche. El presidente se arrepintió. "Lo siento de verdad. Fue un error ", admitió. “Salí a comer por primera vez desde el encierro con dos amigos y mi esposa. Luego conversamos y desafortunadamente perdimos la noción del tiempo. Lo siento de verdad. Fue un error ”, publicó el jefe de Estado en su cuenta de Twitter.

"El jefe del Estado se burla de la población", valoró el secretario general del opositor FPÖ, Michael Schnedlitz. "Esta es una actitud muy inapropiada para el presidente federal de un país democrático", dijo Schnedlitz.

Segun las normas, un pub puede permitir que sus huéspedes permanezcan sentados incluso después del toque de queda. Sin embargo, no se pueden servir bebidas ni alimentos. "Hice todo bien y lo cerramos con una última ronda de bebidas a tiempo a las once, como lo exige la ley", aseguró el propiertario del local, Aki Nuredini. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El presidente de Austria se salta el toque de queda impuesto por el covid-19