Decenas de contagios atrasados y 635 muertos en un día: ¿qué pasa con las cifras de Madrid y Cataluña?

Ambas comunidades dificultan elaborar una evolución de la pandemia ante sus problemas en el recuento de datos


Redacción / La Voz

Los constantes cambios de metodología en el recuento de contagios y fallecidos han distorsionado cualquier análisis a la evolución de la pandemia en España. Desde el pasado lunes, el Ministerio de Sanidad introdujo un nuevo criterio con el que trató de homogeneizar los datos enviados desde las comunidades autónomas y, retrasando la hora de envío de estos balances, ofrecer una mejor fotografía de la situación. Sin embargo, los desajustes y desfases en los recuentos persistieron a lo largo de la semana.

El número de personas contagiadas pasó de 233.037 a 234.824 entre el jueves y el viernes, según los informes del Ministerio de Sanidad. Pese a los más de 1.800 casos de diferencia, el Ministerio de Sanidad solo informó entonces de 446 nuevos positivos por PCR. Lo mismo ocurrió este sábado, cuando el total de infectados ascendió a 235.290, 466 más que el día anterior a pesar de que solo se dieron 361 nuevos contagios en las últimas 24 horas. 

Sanidad se afana en corregir la serie histórica, luego de que varias comunidades mantuviesen irregularidades en la validación y recuento de sus datos. El problema afecta, especialmente, a Cataluña y Madrid. En este último caso, la región acumula varias semanas desglosando su incremento de casos y nuevos diagnósticos. Este sábado, por ejemplo, indicó que incrementaba en 185 sus casos, de los que solo 68 eran nuevos diagnósticos

Esto significa que esos 117 contagios restantes se asignarán a la jornada en que se realizó la prueba PCR, bajo la premisa de modificar durante los próximos días la serie histórica. De ahí que, en cada informe, el total de personas contagiadas se dispare por encima de los nuevos positivos modificados. Lo mismo ha ocurrido esta semana, aunque en menor proporción, en el País Vasco o Murcia.

Más complicaciones está planteando el recuento en Cataluña. El jueves no logró actualizar a tiempo sus datos para enviarlos al Ministerio y, el viernes, notificó positivos de días previos que estaban aún pendientes de asignar a la jornada en que se hicieron las pruebas. Además, informó de golpe de 635 víctimas mortales, de los que solo 3 se habían producido en las 24 horas anteriores. 

Fernando Simón, que durante este fin de semana interrumpió su comparecencia diaria para ofrecer los datos de evolución de la pandemia, mostró el viernes su preocupación por la «incongruencia» de los informes entregados desde Cataluña. «El problema de ayer y el de hoy [en referencia al jueves y viernes] nos ha sorprendido también a nosotros. Estamos intentando entender el problema que ha habido con sus datos, y tanto la autoridad de Salud Pública de Cataluña como el Ministerio de Sanidad vamos a tener que estar muy pendientes de lo que sucede porque no es baladí que no podamos saber que está realmente pasando ahora mismo en Cataluña», apuntó el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, añadiendo que los errores parten de un área sanitaria en concreto de la comunidad que no está permitiendo validar los datos. 

Cataluña pide a Simón que cese en sus «insinuaciones» y defiende sus datos

Horas después de su intervención, la Generalitat se sacudió las críticas a partir de un comunicado del Departamento de Salud, en el que negaba que hubiese una zona concreta en Cataluña que indique que «la evolución y los datos de la epidemia están evolucionado a peor y de forma diferente a lo esperado». A través de un comunicado, el Govern defiende que publica «cada día todos los datos: casos positivos, sospechosos, fallecimientos declarados por funerarias y clasificados por lugar de fallecimiento, entre otros», y subraya que estos datos «muestran hoy una evolución según lo esperado». 

«Del conjunto de datos que Salud publica, el Ministerio solo pide que les notifiquemos algunos, y son solo estos los que el Ministerio conoce. En este sentido, hay que recordar que el Ministerio solo recibe datos y los interpreta, pero es la Generalitat de Cataluña quien conoce la realidad epidemiológica» de la comunidad, añade en el documento recogido por Efe. El sábado, la consejera de Salud, Alba Vergés, continuó con la respuesta catalana a las preocupaciones de Simón. «Con todo el respeto para el señor Fernando Simón, que es muy buen profesional y se lo valoro mucho, quien sabe lo que pasa en Cataluña somos nosotros».

Vergés afirmó que la Generalitat ha realizado «un esfuerzo enorme para tener toda la información» sobre los casos de coronavirus, además de darla y publicarla cada día desde hace semanas. «Los datos los tenemos nosotros. Somos nosotros quienes tenemos la capacidad de tomar estas decisiones, de hacer propuestas de desconfinamiento, de analizar los indicadores, de proponer lo que creemos que es mejor» y de ofrecer estas cifras al público, advirtió. El director general de Profesionales de la Salud del Departamento de Salud de la Generalitat, Marc Ramentol, negó que hubiese rebrotes en Cataluña y tildó de «sorprendentes» las afirmaciones que hizo el viernes Fernando Simón. 

En una entrevista en la televisión autonómica TV3, Ramentol admitió que los datos que se facilitan al ministerio «se han ido enriqueciendo, pero son recopiladas cada día y reflejan la realidad de Cataluña», indicó en declaraciones recopiladas por Efe. «Este no es el marco de las conversaciones que tenemos con el ministerio y esperamos que pronto dejen estas insinuaciones y volvamos a donde estábamos», concluyó Ramentol en alusión a la intervención de Simón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Decenas de contagios atrasados y 635 muertos en un día: ¿qué pasa con las cifras de Madrid y Cataluña?